A esperar un poco más: el Jeep Renegade incorporará el motor 1.3 turbo recién en 2022

7 abril 2021
Durante la presentación del renovado Compass en Brasil, medios de prensa locales consultaron a los directivos de la marca sobre la posible incorporación de este propulsor en la gama del B-SUV, lo que fue descartado por los ejecutivos para este año. Sí está confirmada para el segundo semestre la versión híbrida 4xe en el país vecino.
renegade

Mientras el restyling del Compass acaba de ser presentado en Brasil estrenando el nuevo motor Firefly 1.3 turbo junto con una edición especial por los 80 años de Jeep, quienes deseaban adquirir un Renegade con este mismo propulsor, deberán esperar varios meses más: su llegada no será este año, sino el próximo.

Así lo anticiparon los directivos de la firma estadounidense en el país vecino, dadas las grandes expectativas que se generaron en torno al debut de este impulsor en la gama de Jeep. La que sí arribará durante el segundo semestre será la versión híbrida enchufable 4xe presentada el año pasado en Europa y que marcará el primer paso en la estrategia de electrificación de la compañía.

Por el momento, ante las preguntas de la prensa, los ejecutivos sólo se limitaron a afirmar que “no están previstos cambios en la motorización de la línea Renegade 2021”, dejando abierta la posibilidad de que sea introducido en 2022 con la siguiente actualización del modelo.

renegade

Fabricado en la planta de Betim (Minas Gerais) mediante una inversión de R$ 400 millones, destinado a I+D (Investigación y Desarrollo), producción y al desarrollo de proveedores, el motor Firefly 1.3 GSE turbo -en la configuración de 180 CV y 270 Nm de torque- será utilizado por el Compass, la Fiat Toro y el futuro SUV de 7 plazas de Jeep. Se destaca por su relación de compresión de 10,5:1; la tecnología MultiAir, con un sistema electro-hidráulico que permite controlar la duración de la apertura de las válvulas de admisión; y el turbocompresor de baja inercia. Al igual que la versión aspirada, posee el múltiple de escape integrado, lo que reduce el tiempo de respuesta o turbo lag, a la vez que reduce las emisiones.

En una segunda etapa, prevista para el segundo semestre del año, se invertirán otros R$ 100 millones para fabricar el propulsor Firefly 1.0 turbo, sumando una nueva línea de montaje específica. Este motor de tres cilindros, cuya información técnica aún no fue revelada, será el que equipará el B-SUV de Fiat y probablemente una nueva versión de la Strada. Si bien en algún momento llegó a rumorearse que podría reemplazar al conocido 1.8 eTorQ en la gama del Renegade, de acuerdo a medios de prensa brasileños, esta idea fue descartada ya que elevaría su precio, perdiendo competitividad. De esta manera, el modelo de entrada de gama de Jeep seguiría contando con el propulsor 1.8 para las versiones más accesibles, mientras que las más equipadas estarán disponibles con el turbodiesel 2.0 Multijet y el nuevo 1.3 turbo.

Seguinos en Facebook:

publicado por Jonathan Romero Jeep el 7 de abril de 2021

4 Respuestas

  • Comentarios4
  1. Mario dice:

    La verdad coincido con lo expresado por Gustavo no se debe colocar a un vehículo de estos un motor mas chico porque hay que acelerar para que ande y al final gasta mas combustible y sale mas caro Gracias por la información SAludos

  2. Mario210 dice:

    Coincido plenamente con Gustavo y con Diego ¡¡
    Saludos , Mario210

  3. Diego dice:

    Van a seguir rompiéndose los motores con 10 cms de agua?

  4. Gustavo dice:

    NO tendria que salir mas caro el motor turbo , ya que al globalizar el producto a toda la linea se tendria que abaratar los costos mepa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enterate Primero de los Ultimos Lanzamientos:

Suscribete a nuestro newsletter y siguenos en redes sociales