Más cerca: Ford ya prueba la nueva generación de la Ranger en Brasil

21 marzo 2022
La web Autos Segredos publicó una serie de fotografías que muestran a dos unidades de prueba circulando por rutas del país vecino. Como era de esperarse, cuentan con bastante camuflaje en su carrocería, aunque fueron fáciles de identificar por el diseño del sector frontal. La nueva generación de la pick up comenzará a fabricarse en Pacheco en 2023.
ranger

A poco de haber presentado la versión Raptor y su derivada SUV, la Everest, la nueva generación de la Ford Ranger ya se encamina a nuestra región. Como se sabe, tras una inversión de U$S 580 millones que ya comenzó a aplicarse en la planta de General Pacheco para reacondicionar las instalaciones e incorporar más tecnología, la renovada pick up será producida en el complejo industrial bonaerense a partir de 2023, aunque los test de rodaje ya comenzaron: medios de prensa brasileños fotografiaron a dos unidades de prueba circulando por rutas del país vecino.

Las imágenes, publicadas por nuestros colegas de Autos Segredos, muestran a dos unidades –que corresponderían a diferentes versiones- con un camuflaje bastante espeso que cubre casi toda la carrocería, dejando a la vista sólo los faros delanteros y las ventanillas, rasgos que ayudaron a identificarlas fácilmente. Como detalle, en una de ellas se llega a observar una luz en el espejo retrovisor derecho, lo que muestra que se activó el sensor de punto ciego mientras sobrepasaba al vehículo desde donde se tomaron las fotografías.

lateral ranger

Si bien no hubo confirmación oficial, se trataría de vehículos importados de Tailandia o Estados Unidos, ya que la planta de General Pacheco aún no inició la producción ni siquiera en fase de pre-serie, aunque, tal como señalamos anteriormente, la aparición de unidades de prueba ratifica que su llegada está más cerca.

Presentada en noviembre del año pasado, no hay mayores sorpresas en su diseño y es que, como se preveía, está inspirada en la F-150 y en la Maverick, con grandes faros envolventes con una firma luminosa en forma de C, que continúan el diseño de la parrilla más una barra en el centro dividiendo a las ópticas. Por debajo se ubica una toma de aire y los marcos para las luces antiniebla, con un formato bastante parecido a la actual generación. De perfil también se mantiene un aire a la Ranger T6, especialmente en el diseño de las ventanillas, aunque con trazos más marcados buscando transmitir mayor robustez. Por último, la parte trasera es la más simple del conjunto y cuenta con faros muy parecidos a los de la Maverick junto con una nervadura que se extiende a lo ancho de la tapa de la caja de carga.

ranger

Puertas adentro, con trazos algo más simples, se buscó darle una imagen más minimalista, despojada de botones o mandos físicos: la mayoría de las funciones se comandan desde la enorme pantalla táctil de 12 pulgadas del sistema multimedia SYNC 4 –muy similar a la del Mustang Mach-E-, dejando sólo las perillas para el climatizador automático bizona. El instrumental también es 100% digital configurable por el conductor y puede mostrar también las indicaciones del navegador. Posee además sistema de cámaras con visión de 360º, servicios conectados y es compatible con la app FordPass, que permite acceder a varias funciones del vehículo desde un smartphone. El volante es de nuevo diseño al igual que la selectora, más pequeña y con botones para el modo secuencial ubicados a un costado. En la consola inferior también se encuentran el nuevo freno de estacionamiento eléctrico y la perilla para el selector de tracción, con cuatro modos: 4×2, 4×4 alta, 4×4 baja y 4×4 automático (que reparte la tracción de acuerdo a las condiciones del terreno).

En cuanto a dimensiones, la marca señala que aumentó la distancia entre ejes en 50 mm y las trochas, también en 50 mm. El chasis fue reforzado e incorporó una nueva estructura frontal hidroformada que crea más espacio en el vano motor para los nuevos impulsores y “otras tecnologías de propulsión”, en referencia a la esperada versión híbrida.

Mecánicamente, por el momento y de manera oficial, la firma estadounidense sólo confirmó que se ofrecerá un V6 turbodiesel de 3.0 litros, un 2.0 bi-turbodiesel, un 2.0 turbodiesel y un motor naftero 2.3 EcoBoost, en la mayoría de los casos, asociados a una caja automática de 10 velocidades o a una transmisión manual de 6 marchas. No brindó datos de potencia o torque, pero no resulta difícil tener idea de las cifras: tomando como referencia otros productos que equipan estas motorizaciones, el V6 Power Stroke 3.0 entrega 253 CV en la F-150, mientras que el 2.0 biturbo es el Panther de la actual Ranger Raptor, con 212 CV. Por último, el naftero 2.3 EcoBoost desarrolla 272 CV en la Ranger T6 norteamericana. A estas opciones se les sumará más adelante la variante híbrida enchufable, que estaría impulsada por el motor naftero EcoBoost 2.3 asociado a un motor eléctrico con el que desarrollará en conjunto 367 CV y 69,3 kgm de torque.

Seguinos en Facebook:

publicado por Jonathan Romero Ford el 21 de marzo de 2022

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Enterate Primero de los Ultimos Lanzamientos:

Suscribete a nuestro newsletter y siguenos en redes sociales