facebook
Total llevate la pelota

Audi SQ8 TDI: 435 CV y 900 Nm para el SUV más deportivo de la firma de Ingolstadt

28 junio 2019
audi sq8
Audi presentó la versión más prestacional del Q8, impulsada por un V8 TDI con un sistema micro-híbrido con batería de 48V y un compresor eléctrico, que le permiten acelerar de 0 a 100 km/h en apenas 4,8 segundos y alcanzar los 250 km/h de velocidad máxima (limitada).

Audi sigue rompiendo preconceptos y apostando por el diésel para su gama deportiva: luego de presentar los S5, S6 y S7 con motorización TDI, amplía su oferta con el SQ8 que se convierte, nada más ni nada menos, que en el SUV más prestacional de la firma de los anillos.

Si ya el Q8 era el buque insignia de la marca entre los Sport Utility, con más tecnología de la que podemos encontrar en el Q7 más el agregado de una estética más agresiva con “aspecto de coupé” y mecánicas microhíbridas, el SQ8 va un paso más allá y tiene como protagonista a su motor V8 TDI (bi-turbo) de 4.0 litros derivado del SQ7, con una potencia de 435 CV y un impresionante torque de 900 Nm disponibles ya desde las 1.000 rpm, que se transmiten a las ruedas mediante una transmisión automática S-Tronic de 8 marchas y al conocido sistema de tracción integral quattro.

sq8

Semejante cifra de par la consigue no sólo por acción del propulsor diésel, sino también por su sistema microhíbrido o Mild-Hybrid que aporta una fuerza extra al vehículo y lo asiste en determinadas ocasiones por debajo de los 22 km/h, alimentado por una batería y sistema eléctrico de 48V, ayudado además por un compresor eléctrico para aceleraciones a baja velocidad.

Gracias a este conjunto motriz, el SQ8 acelera de 0 a 100 km/h en 4,8 segundos y alcanza una velocidad máxima de 250 km/h limitada electrónicamente.

Para parar semejante mole que supera con holgura los 2.000 kilos, el producto de la firma de Ingolstadt recurre a un sistema de frenos con pastillas y disco de carbono/cerámica que resaltan por los cálipers de color rojo.

sq8

Adicionalmente, cuenta con el sistema de suspensión adaptativa que agrega un modo dinámico denominado Drive Select. Como opcional, se ofrece un diferencial deportivo y barras estabilizadoras activas.

A nivel estético, se distingue del Q8 por el paragolpes frontal con diseño más agresivo con dos grandes tomas de aire en los extremos y la enorme parrilla singleframe de aspecto tridimensional –con el marco en color aluminio-, así como las llantas de aleación de hasta 22 pulgadas y las cuatro salidas de escape que rematan la vista trasera.

Su llegada a nuestro mercado aún no fue confirmada. Sin embargo, el que sí está en los planes más próximos de la filial local de Audi es el Q8, que ya empezó a exhibirse en el Audi Terminal de Bahía Blanca recientemente inaugurado. Su arribo está previsto para finales de este año.

Seguinos en Facebook:

publicado por Jonathan Romero Audi el 28 de junio de 2019

Deja un comentario

Enterate Primero de los Ultimos Lanzamientos:

Suscribete a nuestro newsletter y siguenos en redes sociales