Abarth 500e: 154 CV para el primer hot-hatch 100% eléctrico de la firma del escorpión

22 noviembre 2022
La marca italiana presentó la versión deportiva del Cinquecento: además de una estética más agresiva, cuenta con un motor de 154 CV y 235 Nm de par, con el que puede acelerar de 0 a 100 km/h en 7 segundos. También posee una puesta a punto específica de la suspensión, la dirección y los frenos. Su autonomía no fue develada.

La electrificación no es ajena a ningún segmento, ni siquiera a nichos como el de los deportivos o versiones deportivas. Mientras en nuestra región el Pulse Abarth –presentado la semana pasada- se convirtió en el primer SUV de la firma del escorpión, en Europa la estrategia es completamente diferente y apunta a la electrificación total de la mano del Abarth 500e.

Sí, luego de varios meses de espera, con adelantos oficiales, filtraciones y fotos espía, finalmente la división deportiva de la marca italiana presentó su nuevo producto desarrollado a partir de la nueva generación del Fiat 500. Más allá de su apariencia, la compañía lo define como “el Abarth más receptivo y estimulante para la conducción urbana y el más rápido y agradable en la conducción suburbana”… ¿Tendrá con qué? Es lo que descubriremos en los próximos párrafos.

Las diferencias con respecto al Cinquecento saltan a la vista: aunque sin llegar al diseño más radical del Abarth 695, el 500e tiene su propia impronta, con detalles como el emblema de la marca –en letras- en el sector frontal en lugar del logo de Fiat junto con un paragolpes con una estética más agresiva, con una toma de aire central y dos más pequeñas a los extremos –están carenadas, por lo que sólo son funcionales los canalizadores de aire de los extremos-. De perfil, además del adhesivo con el nombre de la compañía y el logo del escorpión por detrás de la puerta, se destacan las llantas de aleación de 19 pulgadas junto con los faldones laterales. Por detrás agrega un paragolpes específico con un símil difusor con los bordes en color aluminio.

Puertas adentro también se respira un ambiente más sport con revestimientos de cuero/alcántara, el renovado logo de Abarth –más simple y en color amarillo fluor-, butacas tipo bacquet y el instrumental con display de 7” que agrega funciones y un diseño de los relojes y pantallas exclusivas de esta versión. Sí mantiene el sistema multimedia Uconnect con pantalla táctil de 10,25”, compatible con Android Auto y Apple CarPlay, climatizador automático, encendido automático de luces y de limpiaparabrisas, arranque sin llave y equipo de audio JBL.

Por supuesto también dispone de un amplio catálogo de asistentes a la conducción como frenado autónomo de emergencia con reconocimiento de peatones y ciclistas, control de velocidad crucero adaptativo, asistente de mantenimiento de carril, detector de fatiga, alerta de punto ciego y asistente de llamada de emergencia.

Ahora vayamos a lo más importante: su motor. El Abarth 500e está equipado con un propulsor de 154 CV (113 kW) y 235 Nm de par, alimentado por un paquete de baterías de iones de litio. Pueden parecer cifras no tan altas, pero son suficientes para mejorar el rendimiento respecto a su antecesor: acelera de 0 a 100 km/h en 7 segundos o pasar de 40 a 60 km/h en 1,5 segundos. Por el momento, la marca decidió no revelar la autonomía pero debería rondar los 321 kilómetros como la versión eléctrica.

Para reducir el tiempo de carga, está equipado con el sistema de carga rápida de 85 kW, que permite que en menos de 5 minutos acumule suficiente reserva de energía para las necesidades de kilometraje diarias (unos 50 km). Asismo, puede recuperar un 80% de la autonomía en solo 35 minutos.

Adicionalmente, dispone de un selector de modos de conducción con las funciones Turismo, Scorpion Street y Scorpion Track (con el modo Turismo la aceleración es más suave y utiliza menos potencia -100 kW en lugar de 113 kW, par de 220 Nm en lugar de 235 Nm-, para ofrecer una experiencia de conducción eficiente aunque igualmente disfrutable; el modo Scorpion Street ofrece prestaciones máximas a la vez que incrementa el frenado regenerativo; y el modo Scorpion Track prioriza las prestaciones por sobre cualquier otro aspecto), más la función One Pedal que permite manejar utilizando sólo el acelerador, mientras que para bajar la velocidad basta con sólo levantar el pie ya que utiliza la retención del sistema de frenada regenerativa. Por último, los directivos de Abarth habían prometido un sonido inigualable y característico de la compañía, incluso en el caso de un eléctrico, y lo “lograron”. Eso sí, con un sonido predefinido (Sound Generator) que simula el rugido de un motor de combustión interna.

La llegada del Abarth 500 está prevista para el primer semestre de 2023 en Europa, aunque los pedidos ya se habilitaron. Su arribo a nuestro país aún no fue confirmado, pero sí a Brasil, también para el próximo año. De hecho, otro de los pilares de Abarth será su expansión a nivel global: “Hoy celebramos un hito en la historia de Abarth, presentamos el primer Abarth eléctrico en Europa, basado en el nuevo 500e, y también lanzamos la marca en Brasil con la presentación del nuevo Abarth Pulse. El nuevo Abarth 500e es uno de los lanzamientos más apasionantes de la historia de la marca: una extraordinaria incorporación a la gama Abarth. Me gusta vernos como una familia, así que nuestra base de seguidores participará en cada paso de nuestra marcha hacia la electrificación», señaló Olivier Francois, consejero delegado de Fiat responsable global de marketing de Stellantis.

Seguinos en Facebook:

publicado por Jonathan Romero Abarth, Autos Electricos, Fiat el 22 de noviembre de 2022

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *