Preparando su producción: Ford intensifica las pruebas de la nueva Ranger en Argentina y Brasil

7 diciembre 2022
En las últimas semanas, varias unidades fueron avistadas y fotografiadas por diferentes rutas de Argentina y el país vecino. En este caso, las imágenes corresponden a tres versiones distintas y se trataría de las primeras unidades fabricadas en Pacheco de la nueva generación de la pick up.
Ford Ranger fotos espía Brasil

En los últimos meses fuimos informando sobre el proceso de transformación que se está llevando a cabo en la planta de General Pacheco para la producción de la nueva generación de la Ford Ranger, para lo cual la compañía está invirtiendo nada menos que U$S 580 millones. Si bien la presentación oficial de la pick up está prevista para fines de 2023, todo parece indicar que ya comenzaron a fabricarse algunas unidades a modo de prueba, en una etapa previa a la producción de pre-serie.

Ford Ranger fotos espía BrasilTal como suele suceder, antes de comenzar a fabricar un vehículo en una mayor escala, se fabrican algunas unidades para realizar los test de rodaje, adecuar la línea de producción y realizar todas las homologaciones correspondientes, además de por supuesto, corregir cualquier error o problema que se presente. Es en esta fase en la que estaría la pick up, ya que recientemente fueron fotografiadas varias unidades circulando en rutas tanto de Argentina como de Brasil.

En este caso, las fotografías fueron tomadas en el país vecino y corresponden a tres versiones diferentes, que serían las equivalentes a las actuales XL, XLS y Limited. Las unidades circulan con muy poco camuflaje: sólo se ocultan parte del sector frontal y los emblemas, lo que las hacen muy fáciles de identificar.

Ranger fotos espía Instagram

Presentada en noviembre del año pasado, no hay mayores sorpresas en su diseño y es que, como se preveía, está inspirada en la F-150 y en la Maverick, con grandes faros envolventes con una firma luminosa en forma de C, que continúan el diseño de la parrilla más una barra en el centro dividiendo a las ópticas. Por debajo se ubica una toma de aire y los marcos para las luces antiniebla, con un formato bastante parecido a la actual generación. De perfil también se mantiene un aire a la Ranger T6, especialmente en el diseño de las ventanillas, aunque con trazos más marcados buscando transmitir mayor robustez. Por último, la parte trasera es la más simple del conjunto y cuenta con faros muy parecidos a los de la Maverick junto con una nervadura que se extiende a lo ancho de la tapa de la caja de carga.

Puertas adentro, con trazos algo más simples, se buscó darle una imagen más minimalista, despojada de botones o mandos físicos: la mayoría de las funciones se comandan desde la enorme pantalla táctil de 12 pulgadas del sistema multimedia SYNC 4 –muy similar a la del Mustang Mach-E-, dejando sólo las perillas para el climatizador automático bizona. El instrumental también es 100% digital configurable por el conductor y puede mostrar también las indicaciones del navegador. Posee además sistema de cámaras con visión de 360º, servicios conectados y es compatible con la app FordPass, que permite acceder a varias funciones del vehículo desde un smartphone. El volante es de nuevo diseño al igual que la selectora, más pequeña y con botones para el modo secuencial ubicados a un costado. En la consola inferior también se encuentran el nuevo freno de estacionamiento eléctrico y la perilla para el selector de tracción, con cuatro modos: 4×2, 4×4 alta, 4×4 baja y 4×4 automático (que reparte la tracción de acuerdo a las condiciones del terreno).

Ford Ranger fotos espía BrasilEn cuanto a dimensiones, la marca señala que aumentó la distancia entre ejes en 50 mm y las trochas, también en 50 mm. El chasis fue reforzado e incorporó una nueva estructura frontal hidroformada que crea más espacio en el vano motor para los nuevos impulsores y “otras tecnologías de propulsión”, en referencia a la esperada versión híbrida.

Mecánicamente, comenzando por las opciones más accesibles de la pick up, estarán impulsadas por el motor diésel Panther 2.0 en dos variantes: con un solo turbo, que desarrollará 150 CV a 3.500 rpm y 35,7 kgm de torque entre las 1.750/2.750 rpm, disponible con caja manual de 5 o 6 marchas –dependiendo del mercado- o automática de 6 velocidades; o biturbo, que en este caso eleva la potencia a 170 CV a 3.500 rpm y el par a 41,3 kgm entre las 1.750/2.500 rpm, siempre asociado a la caja automática con convertidor de par de 10 velocidades.

La estrella de la gama será el motor turbodiesel Power Stroke V6 –ya conocido en la F-150-, que entrega 250 CV a 3.250 rpm y un torque de 61,2 kgm entre las 1.750/2.250 rpm. Sólo estará disponible con la transmisión automática de 10 marchas y sistema de tracción 4×4 inteligente y selector de terrenos/modos de conducción. A estas opciones se les sumará más adelante la variante híbrida enchufable, que estaría impulsada por el motor naftero EcoBoost 2.3 asociado a un motor eléctrico con el que desarrollará en conjunto 367 CV y 69,3 kgm de torque.

 

Seguinos en Facebook:

publicado por Jonathan Romero Ford el 7 de diciembre de 2022

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *