facebook
noticias camiones buses

De vértigo: el Bugatti Chiron es –oficialmente- el auto más rápido del mundo al superar los ¡490 km/h!

3 septiembre 2019
bugati

Bugatti siempre fue una marca históricamente relacionada a la exclusividad y a los récords, con impresionantes cifras de potencia o velocidad como una de las cartas de presentación de sus vehículos. Si el Veyron representó el regreso de la compañía al centro de la escena de los superdeportivos con su motor W16 de más de 1.000 CV y capaz de superar los 400 km/h, desde la presentación de su sucesor, el Chiron, con aún más potencia –1.500 CV- se sabía que la marca perteneciente al Grupo Volkswagen se guardaba un as bajo la manga.

Luego de que el récord de velocidad que ostentaba el Veyron fue superado por Koenigsegg y la posterior llegada del Chiron, Bugatti no había revelado la velocidad máxima que podía alcanzar su nueva creación, lo que anticipó una jugada inteligente por parte de la firma de Molsheim: esperar a que sus rivales muestren sus cartas para luego dar el batacazo y quedarse con el mejor registro. Eso es exactamente lo que se confirmó recientemente: el Bugatti Chiron se convirtió, de manera oficial, en el auto más rápido del mundo al alcanzar nada menos que 490,484 km/h, dejando atrás al Koenigsegg Agera RS con sus 457,94 km/h.

bugatti

Para lograr semejante registro fue utilizado un prototipo, conducido por el piloto y tester de la marca, Andy Wallace, que contaba con algunas características especiales que se espera sean ofrecidas como opcionales o incluso como una nueva versión próximamente. Estas modificaciones son bastante fáciles de apreciar, pero no alteran la apariencia general del vehículo, aunque sí  mejoran su ya de por sí estudiada aerodinámica y su performance.

A nivel estético y aerodinámico, se destaca el paragolpes frontal rediseñado, con tomas de aire más grandes y sobre todo la parte trasera más  alargada, que cuenta con un nuevo difusor y sistema de escape, tomado del Centodieci, develado hace algunas semanas atrás. También se realizaron ajustes en la suspensión –más rebajada- y en los frenos. En el interior sólo se llega a observar la incorporación de una jaula de seguridad.

bugati

Además de estos cambios en la carrocería y en la puesta a punto, también se retocó el bestial motor W16 de 8.0 litros y cuatro turbos: su potencia aumentó a 1.600 CV, mientras que la transmisión corre por cuenta de la ya conocida caja automática de doble embrague y 7 velocidades, junto con el sistema de tracción integral.


 
El récord fue establecido el 2 de agosto (aunque recién se oficializó esta semana) en el circuito de Ehra-Lessien, la mayor pista de pruebas del mundo y cuyo propietario es justamente el Grupo Volkswagen, que reúne las características propicias para desarrollar semejante velocidad, como una recta de 8 kilómetros de extensión y curvas peraltadas que minimizan la acción de las fuerzas laterales. Vale destacar que además cuenta con el aval del TÜV, la reconocida organización alemana encargada de realizar certificaciones, lo que no deja lugar a sospechas de ningún tipo.

Tras la alegría que representó para los ingenieros, diseñadores, piloto y todo el personal involucrado en esta prueba, también hubo lugar para el homenaje: el récord fue dedicado al recientemente fallecido Ferdinand Piëch, impulsor de la vuelta a la vida de Bugatti.

Seguinos en Facebook:

publicado por Jonathan Romero Bugatti el 3 de septiembre de 2019

Deja un comentario

Enterate Primero de los Ultimos Lanzamientos:

Suscribete a nuestro newsletter y siguenos en redes sociales