Va tomando forma: primeras recreaciones del SUV eléctrico de Ford que utilizará la plataforma MEB de Volkswagen

12 junio 2021
La web Motor.es creó una proyección que anticipa el diseño del próximo SUV eléctrico de la marca del óvalo, que ya se encuentra en plena etapa de desarrollo. Inspirado en el Evos recientemente presentado en China, tendrá proporciones similares al Volkswagen ID.4. Su lanzamiento está previsto para 2023, pero antes la compañía presentaría un prototipo muy cercano a la versión de producción.
suv ford

Ford está a pleno con la renovación y ampliación de su portfolio, ya no sólo de vehículos con motor de combustión como la Maverick o Bronco Sport, sino también con su gama 100% eléctrica: al Mustang Mach-E y F-150 Lightning, pronto se le sumará un nuevo SUV cuya principal característica es que hará uso de la alianza entre la firma estadounidense y Volkswagen, compartiendo la plataforma modular eléctrica MEB con los vehículos de la gama ID de la marca alemana.

Este flamante Sport Utility será el hermano menor del Mustang Mach-E y representará una propuesta algo más convencional, es decir, no tendrá una silueta tipo coupé, sino que apuntará a ser un producto más familiar y versátil. Su desarrollo está bastante avanzado: prueba de ello es que recientemente fue fotografiado un prototipo o maqueta mientras estaba siendo descargada de un camión cerca del complejo industrial de Colonia (Alemania) donde será producido. Cubierto casi en su totalidad con una lona azul, sólo se pudo distinguir su silueta y la parte baja de su carrocería.

Tomando como base aquella imagen, la web Motor.es realizó una proyección que intenta adelantar el diseño que tendrá el nuevo eléctrico de Ford. Con dimensiones y proporciones semejantes a las del Volkswagen ID.4, estéticamente sí promete diferenciarse por completo de su par alemán. Nuestros colegas españoles plantean que tendrá un sector frontal muy parecido al Evos presentado recientemente en China y que también servirá como inspiración para la nueva generación del Mondeo, eso sí, con la enorme parrilla hexagonal carenada como en la mayoría de los autos eléctricos al no requerir del mismo sistema de refrigeración que un vehículo con motor de combustión. De perfil, tendría un estilo bastante diferente a otros modelos de la marca, aunque sin ser demasiado llamativo o rupturista.

Por el momento no hay recreaciones del interior, pero en este sector también se inspiraría en el Evos, con dos enormes pantallas unidas entre sí como protagonistas del tablero y que cumplirán las funciones del instrumental y sistema multimedia, que dicho sea de paso, será de nueva generación y basado en el sistema operativo de Android como parte del acuerdo entre Ford y Google.

Mecánicamente, como era de esperarse, la marca no brindó ningún anticipo de su configuración, pero considerando que utilizará la plataforma MEB, no es difícil dilucidar algunas de sus características: se espera que cuente con versiones con tracción simple –trasera, como todos los vehículos basados en esta arquitectura- o integral –con el agregado de un propulsor en el eje delantero. Por supuesto, habrá diversas opciones de capacidad de batería, con más o menos autonomía e inclusive se baraja la posibilidad de incorporar una versión de mayores prestaciones, equivalente a las GTX de Volkswagen. Nuevamente, tomando como referencia al ID.4, éste cuenta con versiones de 170, 204 y 299 CV, con una autonomía que va desde los 348 hasta los 522 kilómetros según el ciclo WLTP.

La presentación del SUV de Ford está prevista para 2023, pero antes –incluso quizás este mismo año- podría ser anticipado por un concept que tendrá un diseño muy cercano al modelo de producción.

 

Seguinos en Facebook:

publicado por Jonathan Romero Autos Electricos, Ford el 12 de junio de 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enterate Primero de los Ultimos Lanzamientos:

Suscribete a nuestro newsletter y siguenos en redes sociales