Reestructuración: Toyota cerrará la planta brasileña de Sao Bernardo do Campo, su primera fábrica en América del Sur

9 abril 2022
Inaugurada en 1962, actualmente se fabrican allí diversos componentes de motores y suspensión para abastecer a otras fábricas de Brasil, Argentina y Estados Unidos. El proceso de cierre será paulatino y tanto la producción como los operarios serán transferidos a otras factorías del país vecino.
toyota

Todas las automotrices están pasando por importantes reestructuraciones y, a pesar de su éxito a nivel global, Toyota no es la excepción. Con el fin de lograr un mejor aprovechamiento de sus recursos y ganar en eficiencia, la marca japonesa tomó la decisión de cerrar su histórica planta de Sao Bernardo do Campo, la que fue su primera planta instalada en la región hace exactamente 60 años.

Tal como señalamos anteriormente, el complejo industrial fue inaugurado en 1962 y de sus instalaciones salió uno de los modelos más icónicos de la compañía en el mercado brasileño, el FJ, conocido popularmente como Bandeirante. Actualmente ya no se fabricaba ningún vehículo completo allí, sino que la factoría se encargaba de producir numerosos componentes para abastecer a otras plantas de Brasil, Estados Unidos y Argentina.

Entre las piezas que aún son producidas allí se destacan las bielas y cigüeñales para los motores nafteros 2.0 y 2.5 exportadas al mercado norteamericano. Componentes del propulsor 1.3 del Yaris (exclusivo para Brasil) y el 2.0 del Corolla y Corolla Cross. Asimismo, allí también se fabrican piezas para la carrocería y suspensión para la Hilux producida en Argentina.

¿Qué pasará con estos componentes y, sobre todo, con los trabajadores de Sao Bernardo do Campo? Afortunadamente, la firma nipona ya tiene un plan de acción al respecto: el cierre de la planta está previsto para fin de año y los operarios serán reubicados en otras fábricas que la compañía posee en Brasil. Lo mismo sucederá con los componentes que allí se producen, que pasarán a ser fabricados en las plantas de Sorocaba, Porto Feliz e Indaiatuba.

En contraste, Toyota anunció la semana pasada una inversión de R$ 50 millones en el complejo industrial de Indaiatuba para fabricar el facelift del Corolla, que será presentado a nivel global este año. El proyecto de renovación de la planta será iniciado este mismo año y gran parte del monto será utilizado no sólo para la actualización del sedán mediano, sino para incorporar nuevas tecnologías para la línea de montaje.

Seguinos en Facebook:

publicado por Jonathan Romero Toyota el 9 de abril de 2022

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.