noticias camiones buses

Probamos el Porsche Panamera S Híbrido en la Ciudad de Miami

3 julio 2012

porsche panameraDesde Miami – La selecta automotriz alemana abre un nuevo capítulo de su prestigiosa historia en el mundo de los autos introduciendo un vehículo híbrido en el segmento de lujo: el Panamera S Hybrid.

Desde sus comunicaciones oficiales lo califican como “el Porsche más ahorrador de todos los tiempos en cuanto a consumos y emisiones de CO2”. Pero lo interesante es que eso, además de lograrlo, lo consigue sin dejar atrás los rasgos más característicos de Porsche: la deportividad, la exclusividad y el confort de un modelo que irrumpió en el mercado en 2008.

Gracias a la gestión de Porsche Argentina con Porsche Latinoamérica pudimos tomar contacto con este auto exclusivo y probarlo por calles y autopistas de Miami. Desde allí escribimos nuestras impresiones, los detalles más significativos y lo mucho que nos sorprendió del Panamera Hybrid S.

Diseño exterior
El nuevo modelo se asemeja al Panamera S. Las diferencias radican en los anagramas hybrid en las dos puertas delanteras y el anagrama Panamera S hybrid en el portón trasero. A pesar de ser un vehículo cuatro puertas posee un perfil de coupé bien marcado. La silueta respeta el característico estilo Porsche, bien musculosa, con curvas pronunciadas y formas redondeadas de punta a punta. En la zona frontal se destaca el capot de grandes dimensiones con ópticas con formato lágrima, de gran personalidad. La parrilla está en la parte inferior del paragolpes y pasa casi inadvertida.

Las líneas laterales son seductoras, mantienen las formas redondas y rompen con los modelos convencionales. Presentan algunas señas particulares como son las branquias en los guardabarros que le brindan un deportividad junto a las llantas de 20 pulgadas en formato de 15 rayos calzadas con neumáticos de medidas 255/40 ZR 20, que se incluyen en el Panamera dentro del equipamiento opcional.

La parte posterior no se queda atrás ya que es voluminosa, con voladizos posteriores de enormes dimensiones. Por su parte, las ópticas se ubican en un sector alto de la carrocería, en un lugar fuera de lo común. A su vez, la tapa de baúl bien inclinada muestra sintonía con las terminaciones redondeadas. Las cuatro robustas salidas de escape cromadas, dos dobles en cada extremo, como en el 911 Carrera, le otorgan el aspecto deportivo que siempre muestra inexorablemente un Porsche.

Sus generosas dimensiones están compuestas por un largo de 4,97 metros, un ancho de 1,93 metros y un alto de 1,41 metros. Además, su distancia entre ejes de 2,92 metros es la que facilita la gran comodidad interior que veremos más adelante. Un elemento exclusivo es su alerón retráctil que se despliega al superar los 120 km/h y se esconde cuando circula a menos de 80 km/h. Este detalle colabora con el diseño del Panamera que otorga un interesante coeficiente aerodinámico de 0,29 cv.

Diseño Interior:
Después de un ingreso sin inconvenientes, el habitáculo no sorprende con la excelente calidad de materiales, inserciones, texturas y terminaciones, porque es algo que la marca nos tiene acostumbrado. En ese ambiente distinguido y refinado, pero también con características modernas y deportivas, nos encontramos con una invasión de botones, comandos y controles.

La plancha del tablero está totalmente revestida en cuero con finas costuras en gris. Allí se destaca una franja de aluminio que parte de las puertas atravesando todo el frente. En la parte delantera de la consola, aparecen una gran cantidad de interruptores, botones y contactos. Desde ahí se puede regular la dureza de los amortiguadores a través de tres modalidades: confort, sport y sport plus. Otro botón activa la suspensión neumática adaptable que permite ajustar y regular la altura al piso. A su vez, el comando Sport, lleva al límite el régimen del auto pero también se aprecia la inmediata respuesta al pedal del acelerador.

La amplitud de apertura de sus puertas nos permiten ingresar sin dificultad al interior del Panamera. Ya ubicado en la butaca, merced a las regulaciones eléctricas de la butaca de todos sus reglajes y a la regulación de altura y profundidad del volante en forma manual econtramos la posición ideal de conducción.

La consola central nace en la plancha de abordo recorriendo la parte central del Panamera dividiendo a las plazas traseras en dos. En el sector trasero, los ocupantes pueden seleccionar temperatura, dirección de salida de aire e intensidad del forzador.

Sobre el panel de la puerta del conductor se encuentra un verdadero tablero de comando, comenzando con dos memorias para la butaca del conductor, los comandos para rebatimiento eléctrico de los espejos, los alzacristales, la activación del asistente de cambio de carril, entre otros.

Los pasajeros de las plazas traseras pueden viajar tan cómodamente como los delanteros. Es que todos los ocupantes se sientan cómodos y confortables asientos individuales, con respaldos altos y buenas sujeciones lumbares. El ingreso al vehículo es cómodo a pesar de tratarse de un auto bajo por la ventaja de presentar una gran amplitud en sus puertas que facilitan esas acción tan frecuente en un vehículo.

La tapa del baúl es eléctrica, se puede abrir desde el interior del auto o a través de la llave. Cuando queda abierta, dos luces rojas en la parte superior alertan a los otros conductores que el vehículo se encuentra detenido. Su capacidad reducida de 315 litros (pierde 110 litros respecto a la versión tradicional del Panamera) se debe a la presencia de las baterías y del equipo de audio BOSE en la parte inferior.

Instrumental:
Este también es uno de los aspectos más destacados de su diseño interior, ya que está compuesto por cinco relojes donde se combinan lecturas analógicas con digitales.

Uno de ellos, el segundo desde la derecha, también se utiliza como pantalla donde se pueden observar las funciones del navegador, el flujo de energía, la presión de los neumáticos, parámetros de marcha e información del equipo del audio.

Equipamiento
En este nivel de vehículos, donde la lista de confort nos podría llevar un artículo entero, nos centramos en aquellos elementos que son realmente distintivos y marcan la diferencia dentro de su segmento.
La pantalla central color touch screen de 7 pulgadas constituye una verdadera asistencia a la conducción. Desde allí se puede observar, entre otras cosas, información referida a distancias recorridas con emisiones cero. Además, proyecta la imagen proveniente de la cámara de visión trasera, muy útil tratándose de un vehículo de casi cinco metros que presenta una luneta trasera con escasa superficie vidriada. Este elemento resulta fundamental en las maniobras de estacionamiento marca atrás.

Seguridad:

El Panamera está construido sobre una carrocería autoportante de construcción ligera mixta de acero, aluminio y magnesio, lo que le otorga menor peso y gran poder de absorción de energía para preservar al habitáculo en caso de que se produzca un choque. Más allá de la protección que ofrece la estructura, un completo conjunto de airbags resguarda a los pasajeros de las plazas delanteras y traseras: airbags frontales de doble etapa, de rodilla y laterales para conductor y acompañante, y airbags de cortina para todas las plazas.

El asistente de cambio de carril le avisa al conductor por medio de una señal óptica en los retrovisores externos cuando un vehículo que viene por detrás está por pasarnos y nosotros colocamos la luz de giro. En ese caso, la luz destella con mayor potencia de modo de alertarnos y podamos evitar el choque. Es algo así como agregarle más ojos al conductor.

La seguridad del Panamera no se limita solo a preservar la vida de sus pasajeros, pues también tiene una estructura dispuesta a proteger a peatones. A través de su capot activo, detecta cuando se produce un atropello y eleva la parte trasera del capot para amortiguar el golpe y minimizar las lesiones.

Motor y transmisión:
Por aquí pasan las novedades más importantes del modelo. En el nuevo Panamera, la propulsión principal está a cargo de un motor de compresión V6 de 3 litros y 333 CV (245 kW), asistido por un motor eléctrico con una potencia de 34 kw (47 CV). Su par máximo de hasta 300 Nm está disponible en forma permanente antes de alcanzar un régimen de 1.150 rpm.

La motorización eléctrica se conecta a una batería de níquel e hidruro de metal. Allí se almacena la energía eléctrica que se obtiene durante las frenadas y la marcha. Esta batería, que presenta una tensión de 288 voltios, se ubica en el piso del baúl. Por otra parte, este modelo posee la función automática de arranque y parada que desconecta automáticamente el motor de combustión cuando el vehículo se detiene.

La transmisión se realiza a través de una caja Tiptronic S de ocho velocidades, que presenta un elevado nivel de eficiencia ofreciendo confort de cambios y de conducción. También se puede operar en modo secuencial mediante levas en el volante. Los cambios se realizan entre las 1.500 y 1.600 rpm. Cuando se pasa al modo sport, las vueltas se elevan a 2.400 rpm y si se aplica el acelerador a fondo llegan hasta el límite del cuentavueltas.

Las ocho marchas están perfectamente escalonadas permitiendo obtener buenos valores de consumo y bajos regímenes de vuelta, lo que repercute no solo en el consumo sino también en el nivel de insonorización. Un dato elocuente es que circulando a 65 mph, unos 104,5 km/h, el cuentavueltas marcaba 1.600 rpm. En cuanto al consumo los números hablan por sí solos, un vehículo cercanos a los 2.000 kg de peso y cinco metros de longitud con un propulsor de 333 CV consume entre 8 y 8,3 l/100 km en ciclo urbano y en ruta a velocidades autorizadas se encuentra entre los 6,1 y 6,4 l/100 km, muy cercanos a los valores del Panamera diesel.

Suspensión y frenos:
El Panamera S Hybrid trae suspensión neumática adaptativa de serie. Este sistema regula la dureza de la amortiguación en continua progresión adaptándola al tipo de conducción y a las características de la superficie por donde transita. En las maniobras a baja velocidad, la carrocería puede elevarse hasta 20 milímetros respecto del suelo para evitar que partes del auto tomen contacto con la superficie cuando se conduce en ciudad de modo de pasar sin problemas cunetas y lomos de burro.

Durante nuestras pruebas nos sorprendió su impresionante poder de frenado con solo apretar el pie sobre el pedal de freno. Se trata de un sistema de dos circuitos con distribución por ejes que está complementado con el Sistema Antibloqueo de Frenos ABS.

Comportamiento:
Manejar un Panamera significa sumergirse en un mundo de sensaciones placenteras que eleva a su máxima expresión el confort de marcha que en este modelo definitivamente no se trata de una frase hecha. A la respuesta inmediata, ágil, potente y progresiva del motor, con la sociedad casi perfecta que protagoniza con la transmisión, se le suma el comportamiento del conjunto de suspensiones con los asistentes mencionados que la adaptan a todas las situaciones.

En el andar de este Porsche también tiene un rol fundamental su dirección Servotronic que varía su dureza en función de la velocidad desarrollada. A baja velocidad, se muestra suave, dócil y precisa, ideal para estacionar y conducir en ciudad. A medida que se incrementa la velocidad, ruta u autopista, se endurece progresivamente para brindar mayor estabilidad. Eso se nota claramente al tomar el volante del Panamera.

Precio:
En los Estados Unidos el Porsche Panamera S Hybrid posee un valor con algunos opcionales de u$s 117.500. Es muy probable que en un futuro no muy lejano lo podremos tener en nuestro país. Recordemos que en la actualidad se comercializa en Argentina la Porsche Cayenne Hybrid que posee la misma combinación de motor de combustión interna y eléctrica que el probado.

Conclusiones:
• A pesar de ser un vehículo híbrido, no abandona las prestaciones deportivas que caracterizan históricamente al modelo.
• La suspensión adaptativa y la dirección Servotronic adaptan su funcionamiento a las condiciones del camino y a la modalidad de conducción para brindar un excelente comportamiento dinámico.
• La comodidad interior alcanza un alto nivel, con butacas individuales confortables, ofreciendo buena habitabilidad para todos los pasajeros.
• El equipamiento de confort y seguridad sorprende con sus innovaciones manteniéndose en el nivel de excelencia que caracteriza a la marca Porsche.
• Su propulsor híbrido le permite reducir considerablemente el consumo de combustible y de emisiones contaminantes para el medio ambiente.
• Su alto nivel de seguridad asegura protección no sólo para los cuatro pasajeros, sino también para los peatones, minimizando sus lesiones con el capot activo en caso de atropello.
• La luneta inclinada producto, de la caída pronunciada del techo, va en detrimento de la visión trasera, pero se compensa con la cámara de visión trasera.
• El baúl es poco profundo y perdió capacidad por la presencia de la batería, pero tiene buena longitud y ancho.
• La abundancia de comandos, botones y controles del Panamera pueden en un principio confundiendo al conductor.

Seguinos en Facebook:
Daniel Panzera

publicado por Daniel Panzera Porsche, Test Drive el 3 de julio de 2012

5 Respuestas

  • Comentarios5
  1. Avatar de miguel angel miguel angel dice:

    Simplemente..ahora, ahorras 5 años, y cuando te lo compras la AFIP te dice que no podes porque con tu sueldo no podes pagarlo, no importa si ahorrastes 5 años..o sea, se lo compran ellos, los politicos, nada más.-

  2. Avatar de Edgardo Gabriel Gardoni Edgardo Gabriel Gardoni dice:

    Hola sres. de 16 Vàlvulas, que fierro, es un espectàculo, desde todo punto de vista, desde chico, soy loco por los autos. un abrazo GABY GARDONI

  3. Avatar de juan carlos juan carlos dice:

    Se puede agregar algo?chaaou

  4. Avatar de Nico Nico dice:

    Hola Dani!! Excelente el articulo!!! Te felicito!

  5. Avatar de Optimus Optimus dice:

    Hermoso…
    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enterate Primero de los Ultimos Lanzamientos:

Suscribete a nuestro newsletter y siguenos en redes sociales