Advertisement Axion Promo Quantium

Nuevo BMW Serie 4: con personalidad propia y diseño que divide opiniones

6 junio 2020
La firma de Munich finalmente presentó la nueva generación de la coupé derivada del Serie 3 pero que más que nunca apuesta por una clara diferenciación estética y de puesta a punto con el sedán. Su rasgo más distintivo es la enorme parrilla frontal. Mecánicamente ofrecerá motorizaciones nafteras y diésel de 184 a 374 CV con sistemas mild-hybrid, caja automática de 8 marchas y tracción trasera o integral.
nuevo bmw serie 4

Cuando el Concept 4 hizo su aparición en el pasado Salón de Frankfurt todos nos preguntamos ¿Se animará BMW a mantener la desproporcionada parrilla en el modelo definitivo? Meses después, en base a fotos espía y filtraciones, todo parecía indicar que sí y efectivamente se confirmó: la firma de Munich presentó la nueva generación del BMW Serie 4 que más que nunca busca diferenciarse del Serie 3 pero que tiene en su polémica parrilla su rasgo más distintivo.

Es imposible no empezar hablando de su diseño: la justificación de los diseñadores para semejante elemento es la inspiración en modelos clásicos de la marca alemana de la década del 50 y 60 y lo cierto es que sí, aquellos autos lucían los icónicos riñones en formato vertical, pero no de ese tamaño. La explicación, según aclararon, tiene dos fines: uno obviamente estético, para resaltar su agresividad e identidad de marca y otro, funcional, ya que en su interior se ubican numerosos sensores y radares de los asistentes de conducción. Ahora, dejando de lado la parrilla, el Serie 4 logra precisamente tomar distancia del sedán del que deriva, de apariencia más sobria y continuista. Ninguna pieza de su exterior es compartida con el Serie 3 y eso queda evidenciado en su diseño más estilizado, con líneas más redondeadas, pero también con importantes quiebres y músculos que buscan transmitir deportividad.

bmw serie 4

En el sector frontal, además de la parrilla propiamente dicha, se destacan los faros de Led con una firma luminosa de trazos rectos, también las enormes tomas de aire en las versiones con el pack M, algo más pequeñas que en las variantes sin este opcional. De perfil su silueta también cambió bastante, sobre todo del pilar B hacia atrás, con una caída del techo mucho más pronunciada que busca asemejarse a la de un fastback y que continúa hasta la tapa del baúl que dibuja un alerón en su borde. La línea de cintura es alta y marcadamente ascendente desde el pilar B, dejando de lado otro ícono de la compañía como era el “arco Hofmeister”, por trazos rectos que cuesta asociarlo con un modelo de la firma de Munich, aunque intente parecerse al Serie 8. La parte trasera también luce más trabajada en cuanto a diseño, con faros que sobresalen de la carrocería, dos salidas de aire en los extremos del paragolpes y un enorme difusor que aloja a la doble salida de escape cromada. En síntesis, un diseño que, como señalamos en el título, divide opiniones.

Puertas adentro sí es más fácil reconocer el parentesco con el Serie 3: el tablero es similar, pero BMW trabajó en la personalización del mismo, dotándolo de revestimientos bi-tono que contrastan con el color negro de la parte superior del mismo o de los paneles de las puertas. Como en los últimos productos presentados por la compañía, resalta su tecnología, con el nuevo instrumental 100% digital con display de 12,3” configurable por el conductor, head-up display y el sistema multimedia BMW Professional ConnectedDrive con pantalla táctil de 10,25 pulgadas. Ofrece un sinfín de funciones de conectividad, internet, asistente personal y compatibilidad con Android Auto y Apple CarPlay. Además, dispone de numerosos asistentes de conducción como el control de velocidad crucero adaptativo con función de cambio de carril automático, asistente para embotellamientos, frenado de emergencia en ciudad, detector de fatiga o alerta de cambio de carril involuntario, entre otros ítems.

nuevo bmw serie 4

Mecánicamente, el nuevo Serie 4 dispondrá de 6 opciones, varias de ellas electrificadas: 420i con un motor naftero 2.0 TwinPower Turbo de 184 CV, 430i con un 2.0 TwinPower Turbo de 258 CV, M440i xDrive con un 3.0 TwinPower Turbo –de 6 cilindros- y 374 CV con un sistema mild-hybrid de 48V. En el caso de los diésel estarán el 420d con un 2.0 de 190 CV, 430d con un 3.0 de 286 CV y el M440d xDrive con un 3.0 de 340 CV y sistema mild-hybrid de 48V. Todas equipan la caja automática Steptronic de 8 marchas y cuentan con tracción trasera, a excepción de las xDrive con tracción integral.

Otro punto en el que se trabajó para diferenciarlo del sedán tiene que ver con sus dimensiones y puesta a punto: a pesar de que comparte la plataforma modular CLAR, se incrementaron las trochas (+23 mm), a la vez que también es más bajo (-57 mm) y más largo. Además, se bajó el centro de gravedad en 21 mm, las suspensiones recibieron ajustes específicos, al igual que la dirección y el sistema de frenos.

El nuevo Serie 4 Coupé será lanzado a la venta en Europa en las próximas semanas, mientras que las versiones Cabriolet y Grand Coupé se sumarán más adelante. Por su parte, a nuestro país debería arribar hacia el año que viene, al menos en esta misma silueta ¿Cómo recibirá el público su arriesgado diseño? El tiempo lo dirá.

Seguinos en Facebook:

publicado por Jonathan Romero BMW el 6 de junio de 2020

1 Respuesta

  • Comentarios1
  1. Luis B. dice:

    Está muy bien, me trae a la cabeza el estilo yanquee de 2 marcas icónicas de EEUU … Lo seguro es que el diseño es menos europeo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enterate Primero de los Ultimos Lanzamientos:

Suscribete a nuestro newsletter y siguenos en redes sociales