SKF y la industria automotriz

BMW 750d: Cuatro Turbos para el motor diesel de 6 cilindros más potente del mundo

17 mayo 2016
bmw-740
El motor para el BMW 750d xDrive y BMW 750Ld xDrive entrega una potencia máxima de 400 CV con un par máximo de 760 Nm.

Una impresionante serie de innovaciones hacen que la nueva berlina de lujo de BMW destaque sobre el resto. La gama de características nuevas va desde la estructura con fibra de carbono y la tecnología BMW eDrive en los tres modelos BMW iPerformance al control de gestos de BMW y el estacionamiento por control remoto. Y ahora se agrega el motor diésel de seis cilindros más potente del mundo haciendo su debut en el BMW 750d xDrive y el BMW 750Ld xDrive.

El nuevo motor de 3.0 litros con seis cilindros en línea se desarrolló sobre la base de la última generación de motores de BMW Group. Su tecnología BMW TwinPower Turbo incluye turbo multi-etapa con cuatro turbocompresores e inyección directa common-rail, cuya última actualización genera un exceso de presión máxima de 2.500 bar. Estas y otros puntos importantes en la tecnología han permitido mejorar la ya excepcional entrega de potencia, sacando más potencia y eficiencia al motor. El nuevo BMW 750d xDrive acelera de 0 a 100 km/h en 4,6 segundos (BMW 750Ld motor-bmwxDrive: 4,7 segundos) – una mejora de 0,3 segundos respecto a su predecesor. Gran parte de esta mejora dinámica se debe a la nueva forma del turbo, que ahora uno cuatro turbocompresores en lugar de los tres anteriores. Eso permite aumentar la potencia aún más rápidamente a velocidades de motor más bajas y, por tanto ofrece una respuesta increíblemente rápida a la presión del acelerador desde parada.

La nueva generación del motor diésel de seis cilindros más deportivo del mundo entrega una potencia máxima de 400 CV a 4.400 rpm. Sus características de rendimiento optimizado se reflejan en el aumento de par, que aumenta el ritmo rápidamente a velocidades bajas de motor. De hecho, el motor entrega más de 450Nm de par a solamente 1.000 rpm y consigue el máximo de 760 Nm entre 2.000 y 3.000 rpm. El impulso alto y sostenido del motor y la transmisión de ocho velocidades Steptronic preparada para aprovecharlo al máximo, garantizan ese empuje instantáneo y feroz que solamente puede alcanzarse apretando el acelerador a mayores velocidades. El BMW 750d xDrive y el BMW 750Ld xDrive tienen una velocidad máxima limitada electrónicamente a 250 km/h.

A ello se añade que el motor diésel más potente que ha ofrecido jamás BMW también destaca por un equilibrio y un ahorro de combustible sin parangón en ningún rival de este segmento de motor. Un aumento de 19 CV (5%) de entrega de potencia y de 20 Nm más de par se combinan con un 11% de reducción de consumo medio de combustible y emisiones respecto a su predecesor. El nuevo BMW 750d xDrive y el nuevo BMW 750Ld xDrive tienen un consumo combinado de combustible de entre 5,9 y 5,7 litros a los 100 kilómetros, mientras que las emisiones de CO2 son de 154–149 gramos por kilómetro.

740d

Las características de eficacia y rendimiento del nuevo motor están determinadas en gran parte por el uso por primera vez de un cuarto turbocompresor y, sobre todo, por la interacción coordinada con precisión de todos los componentes del sistema de sobrealimentación. Como en el motor anterior, el flujo de aire comprimido que aumenta la potencia en las cámaras de combustión se genera por turbo alimentación en varias etapas. La etapa de alta presión se basa en dos turbos compactos con geometría de turbina variable integrados en una caja única, mientras que un solo turbocompresor muy grande, de baja presión, se ha sustituido por dos más pequeños y por tanto con respuesta más rápida. La última generación de Digital Diesel Electronics (DDE) responsable de la gestión del motor, adopta una estrategia de despliegue definida con precisión para coordinar la actividad de los turbos individuales, la posición de los puntos variables del sistema de alta presión, la regulación de los cambiadores y las aletas de derivación, la válvula de escape de mariposa, la válvula de descarga y el intercooler en respuesta a las condiciones de funcionamiento y a la presión en el acelerador.

En general, los dos turbocompresores de baja presión y uno de los dos turbos de alta presión están funcionando permanentemente. Solamente al acelerar a fondo desde parada, los dos turbocompresores de baja presión se anulan mediante un sistema de control de aletas. Esto permite que la presión de sobrealimentación se genere aún más rápidamente. El segundo turbocompresor de alta presión entra en juego una velocidad de aproximadamente 2.500 rpm.

Seguinos en Facebook:
Daniel Panzera

Daniel Panzera

2 Respuestas

  • Comentarios2
  1. Avatar de edgardo gabriel gardoni edgardo gabriel gardoni dice:

    HOLA SRES. DE 16 VALVULAS, ES UNA LOCURA, QUE NAVE ALUCINANTE. UN ABRAZO Y GRACISAS . GABRIEL GARDONI.

  2. Avatar de Osvaldo Osvaldo dice:

    La Steptronic ha de ser fabulosa para soportar semejante torque

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enterate Primero de los Ultimos Lanzamientos:

Suscribete a nuestro newsletter y siguenos en redes sociales