SKF y la industria automotriz

Prueba de Manejo BMW M235i

24 mayo 2016
NMW-M235i

El año pasado BMW trajo a la Argentina, importada de Alemania, la nueva generación de su coupé del segmento compacto. Con la llegada de ese producto la marca alemana cambió la denominación de sus modelos. Ahora los números pares designan a las carrocerías coupés (2 y 4), mientras que el Serie 1 sigue ofreciendo la carrocería hatchback y los Serie 3 y 5, los sedanes.

En esta oportunidad, el Serie 2 Coupé que probamos reemplaza al Serie 1, utilizando la plataforma, varios componentes y mecánica de su antecesor. Sin embargo, modificó sus dimensiones: es 7,2 centímetros más largo y 3,2 centímetros más ancho. También aumentó la distancia entre ejes en 3 centímetros. Estos cambios le proporcionaron una mayor capacidad del baúl.

Nosotros probamos la versión 235i con el paquete M que cuenta con un tremendo motor de 2.979 cm3, que eroga una potencia de 326 CV y un par motor máximo de 450 Nm. A su vez, la unidad analizada contaba con una transmisión automática de ocho velocidades y tracción trasera. Su capacidad de aceleración y velocidad te van a sorprender pero eso lo dejamos para más adelante cuando te demos los resultados de las pruebas que efectuamos con nuestro instrumental.

doblando-bmw

Lo mejor del BMW M235i no está solo debajo de su capot, pues en lo referente a la seguridad y a la asistencia a la conducción, está también a la vanguardia. También se luce en términos de performance mecánica y se destaca en el comportamiento estructural ya que obtuvo cinco estrellas en las pruebas de impacto del EuroNCAP.

Un BMW no necesita introducción ni carta de presentación, pero quisimos dar algunos datos como para se vaya dimensionando el auto que probamos y nos siga acompañando en todo el recorrido de esta nota.

Diseño Exterior:
Nos seguimos sorprendiendo con la capacidad que tienen los diseñadores de BMW para combinar elegancia con deportividad. El nuevo M235i se distingue por ser el más compacto y dinámico de la gama. Su configuración fue diseñada para mejorar la aerodinamia y acentuar un carácter deportivo que se refleja en rasgos destacados que pueden apreciarse en cada rincón del vehículo.

frente-bmw

Su frente exhibe tres tomas de aire inferiores cumplen las funciones de refrigerar a su poderoso motor y los enormes discos de frenos. En un lugar preferencial aparece su parrilla doble con lo que en la marca denominan riñones, que están formados, cada uno de ellos por 8 lamas negras verticales y están delimitados por un perfil cromado. Tampoco pierde protagonismo su paragolpes que nada tiene que ver con los formatos tradicionales sino que guarda un diseño de competición.

Las líneas frontales fluyen a través de un capot corto que desemboca en unos rasgados faros que disponen de luces bi-xenon y que expresan una mirada extendida hacia los laterales. Estos incluyen aros de luces diurnas de tecnología LED.

lateral-bmw-235

En los perfiles muestra rasgos típicos de la marca, con tres volúmenes claramente definidos, donde se destacan los voladizos cortos, un habitáculo desplazado hacia atrás y sobre los cristales traseros esos ángulos tan característicos. Por su parte, la línea de techo curvada va descendiendo para unirse al baúl. Otro detalle distintivo son las cristales de puertas sin marco. Por otro lado, los espejos exteriores incorporan las luces intermitentes.

llanta-bmwLas llantas de aleación ligera (con formato de cinco rayos dobles) calzan neumáticos de medidas 225/40-18 en el tren delantero y de 245/35-18 en el trasero. Estas cubiertas son de alta adherencia y del tipo Run Flat, que ante un pinchazo pueden circular rodar hasta 200 kms. a una velocidad de hasta 80 km/h en ese estado.

A través de las llantas en color antracita se pueden divisar el sistema de frenos deportivos M, con pinzas fijas de cuatro pistones delanteros y dos traseros, pintadas de un particular color azul que le sientan muy bien.

En el sector posterior, este BMW se luce ancho y robusto. Allí también el paragolpes con un estilo particular busca remarcar su dinamismo, acompañados con unos grupos ópticos en forma de L, con tecnología LED .

Un signo más de la presencia del paquete M es el alerón ubicado en el borde de la tapa del baúl. También se ubicó un pequeño deflector que mejora la circulación de aire y las dos salidas de escapes, una a cada lado del vehículo.

atras-bmw-235

En cuanto dimensiones, como anticipamos, estamos en presencia de un vehículo más largo, más ancho y más bajo, con medidas que le proporcionan una mejor presencia sobre el asfalto con los consecuentes beneficios aerodinámicos que veremos más adelante.

Diseño Interior:
La calidad de materiales y terminaciones responden a la tradición de excelencia de la marca alemana, como si estuviéramos en un salón VIP y con espacios generosos a pesar de que estamos viajando en una coupé deportiva.

El diseño de la plancha de a bordo fue elaborado por capas sucesivas, unas sobre otras, lo que transmite una sensación de profundidad. Pero en el habitáculo lo que más se destaca es su pantalla de 8,8 pulgadas táctil con diferentes funciones de entretenimiento, tecnología y confort. En el apartado de equipamiento vamos a profundizar todas sus funciones pero debemos resaltar la facilidad de accionamiento a través del mando iDrive, situado en la consola central.

interior-bmw

Debajo de esta gran pantalla, similar a una tablet, aparecen unas salidas de aire centrales, luego las balizas y el bloqueo de puertas. Más abajo surgen el resto de los controles del sistema multimedia y los botones de la climatización, fáciles e intuitivos.

Una pequeña guantera sirve para almacenar objetos pequeños y junto a ella hay posavasos extraíbles donde se puede guardar una botella de agua o un celular pequeño. A su vez, junto a la palanca de cambios se sitúan la tecla que desconecta el Control de Estabilidad y el sistema de ayuda al estacionamiento.

La versión sport que probamos tiene algunos detalles diferenciales como el volante, de mayor grosor, acolchado y de un tacto superior. En sus brazos horizontales se encuentran los botones para operar funciones de teléfono, voz y audio, así como también el Control Crucero. La pedalera  M fue realizada en aluminio cepillado y cuenta con un apoyapié del mismo material. No podía faltarle este símbolo distintivo de los autos deportivos.

interior-bmw-235i

Los asientos tienen un formato deportivo, con una muy buena sujeción lateral. Se encuentra forrados en cuero y se ubican bien abajo, cerca del suelo, y resultan muy cómodos para viajes largos. El del conductor incluye regulaciones eléctricas que permiten encontrar rápidamente la postura más cómoda de manejo, siendo posible ajustar la longitud del cojín. De esta manera, el cuerpo está bien sujeto a la butaca preparado para el andar picante de un auto que te puede mover fácilmente de tu sitio por su fuerza G.

En cuanto a la habitabilidad, hay espacios para que conductor y acompañantes viajen holgadamente. Las dimensiones internas crecieron respecto a su antecesor. Eso se percibe claramente en la mayor distancia hacia al techo y en la mayor superficie para las rodillas en plazas delanteras. El ingreso hacia la parte de atrás se realiza abatiendo el respaldo de las butacas delanteras, pudiéndose a su vez  deslizarla hacia adelante en forma eléctrica. Los dos ocupantes del sector posterior viajarán cómodos si no superan el metro 75 de estatura; si superan esa medida probablemente la cabeza roce con el techo.

baul-bmw

Teniendo en cuenta las características del vehículo, su baúl es bastante espacioso. Con las  nuevas medidas aumentó 20 litros respecto a su versión anterior, teniendo ahora una capacidad volumétrica de 390 litros. Nada mal para un vehículo de 4 metros de longitud. Lo que no es demasiado amigable es su boca de acceso ya que presenta un borde elevado. Si se necesitan transportar objetos largos se pueden abatir los asientos traseros en dos partes asimétricas en proporción 40/60. Debajo del piso del baúl tendríamos que encontrar la rueda de auxilio, pero no es así, allí solo está la batería ya que el M235i dispone de neumáticos Run Flat..

Instrumental:
El panel de instrumentos deslumbra con su sencillez y elegancia. Dos grandes cuadrantes circulares están destinadas a cumplir las funciones del velocímetro y el cuentarrevoluciones. En su interior traen otras más chicas para informar el nivel de combustible, el consumo instantáneo y la recarga de la batería. El diseño, los números y letras son exclusivos de esta versión.

instrumental-bmw

En el centro de estos relojes se ubica una pantalla multifunción donde se muestran la temperatura exterior y las funciones de la computadora de a bordo: consumos, recorridos, temperatura ambiente, autonomía, entre otros. Además, hay una cantidad innumerable de testigos luminosos advirtiendo sobre funcionamiento, anomalía o fallas de los diferentes sistemas que actúa sobre el auto.

Medimos el error de velocímetro con nuestro instrumental arrojando los siguientes resultados: cuando el velocímetro encendido-bmwmarcaba 100 km/h el real era de 96 y así sucesivamente cuando marcaba 120 Km/h era de 116 y cuando circulábamos a 130 Km/h nuestro instrumento indicaba 126, arrojando un error promedio de 3,4%.

A la derecha de los relojes encontramos el botón que enciende y apaga el motor y el comando que desactiva el Start&Stop. Su ubicación no es del todo cómoda porque se encuentras muy escondida detrás del aro del volante.

Equipamiento:
Nombrar todo el equipamiento que incorpora el BMW Serie 2 nos llevaría un artículo exclusivo y entero para eso, por ello nos centraremos en los elementos más importantes. En ese sentido, antes que nada, destacamos lo diferencial que incorpora de serie, como el Driving Experience Control que permite seleccionar entre diferentes modos de conducción. Nosotros lo probamos y te lo contamos en el apartado de Comportamiento.

ac

El equipo de audio dispone de radio AM – FM y CD con lector de Mp3, con comandos de audio al volante, sistema de sonido Harman Kardon con seis altavoces reproduce un sonido de alta fidelidad en todo el habitáculo, con la posibilidad de conectar todo tipo de dispositivos externos. Además incluye el sistema de mando iDrive con una pantalla de 8,8”, combinado con el navegador Professional. Todos los mapas e información se puede visualizar de manera clara y sencilla gracias a la excelente definición y el tamaño utilizado.

El BMW M235i también incluye sensor de lluvia con difusión automática del haz de luz, un sistema que controla las distancias al estacionar y una cámara de conducción marcha atrás que permite efectuar fácilmente maniobras muy precisas para estacionar. La imagen aparece en la pantalla central del mando iDrive.

El nuevo Serie 2 está a la vanguardia ofreciendo una verdadera red inteligente entre el conductor, el automóvil y el mundo exterior, a través de los servicios del BMW Connnected Drive, que optimizan el entretenimiento, la seguridad y el confort utilizando la telefonía e Internet, como la función antideslumbramiento en las luces de ruta o el Driving Assistant.

camara-235

Para tener en cuenta, el modelo también dispone de un reposabrazos delantero deslizable y una toma corriente adicional de 12V. Por su parte, vale la pena recordar, que el equipamiento M trae volante, asientos delanteros, pedalera y una serie de detalles externos exclusivos de esta versión deportiva.

Seguridad:
Para la construcción del nuevo BMW Serie 2 coupé se utilizaron de manera inteligente materiales ligeros que optimizan su agilidad y seguridad, y al mismo tiempo se reduce el peso del vehículo. El uso específico de aceros altamente resistentes y aceros ultrarresistentes incrementa la rigidez torsional de la carrocería y en una jaula del habitáculo más rígida. En conclusión, la rigidez promedio de los materiales es 13% superior a la de los materiales utilizados en el modelo anterior.

Las estructuras de gran resistencia en puertas, sus zonas de deformación de gran tamaño, así como los sistemas de retención activados mediante un control electrónico de alto rendimiento, son la base del elevado nivel de protección que ofrece el Serie 2 tanto para sus ocupantes como para los peatones. En relación a éstos, los ingenieros de BMW adoptaron numerosas medidas para protegerlos.

seg-bmw

¿Qué hicieron? Modificaron el lugar de montaje de los tubos de aspiración para el motor y el sistema de filtración de aire que entra en el habitáculo. De este modo fue posible prever una zona de deformación programada de mayor tamaño a la altura del capot. Ahora el modelo cuenta con un capot de desplazamiento automático. En caso de una colisión con un peatón o ciclista, se eleva la parte posterior del capot proporcionando un espacio de deformación adicional que disminuye los daños físicos ocasionados al impactar con las partes duras del motor.

Hasta aquí todo lo que tiene que ver con la composición estructural pero, además, incluye seis airbags: frontales, laterales delanteros y de cortina para ambas plazas. Nos llama atención que no traiga los de rodilla para conductor.
pinchazoTodos los asientos están provistos de cinturones de seguridad de tres puntos de anclaje. Los delanteros se complementan con limitadores de esfuerzos y tensores, y en las plazas traseras se colocaron anclajes ISOFIX para sillas de seguridad infantiles.

Entre todo su arsenal de equipamiento, resaltamos el indicador de pinchazos que proviene de serie. Este sistema detecta pérdidas de presión en cada uno de los neumáticos y un testigo en el tablero de instrumentos avisa al conductor cuando aparece en alguna de las ruedas. Para contener semejante potencia, los controles dinámicos de Estabilidad y Tracción asisten a la conducción.

Motor, transmisión y comportamiento:
Podemos distraernos con el diseño, maravillarnos de su tecnología o disfrutar de su confort, pero sin dudas lo más importante del BMW 235 está debajo de su capot, donde se aloja el 3.0 M Performance TwinPower Turbo, un naftero de 2.979 cm3, 6 cilindros en línea y 24 válvulas.

motor-caja-bmw-235

Este motor produce una potencia de 326 CV y alcanza un torque máximo de 450 Nm. Eso en la práctica se traduce a una respuesta inmediata en cualquier rango de revoluciones, una reacción que nunca va a dejar de sorprender.
Para conseguir tales prestaciones, este propulsor se sustenta en un verdadero arsenal tecnológico de la marca alemana. Estamos hablando de un turbo de Twin-Scroll, inyección directa High Precision Injection, sistema de regulación variable de válvulas Valvetronic y un Control Variable de árbol de levas. Basta encender el motor a través de botón para escuchar el sonido ronco, característicos de los clásicos motores 6 en línea de los alemanes.

506Como no podía ser de otra manera probamos la capacidad de aceleración del M235i. El resultado asombroso: alcanzar los 100 km/h partiendo de cero demandó apenas 5,06 segundos. Dadas las características deportivas de este modelo también realizamos las pruebas de 0 a 200 km/h demandando 19,4 segundos para llegar a esa velocidad. Además evaluamos el reprise de 80 a 120 km/h en directa “D” arrojando 3,96 segundos. La velocidad máxima se encuentra limitada a 250 km/h; en ese momento el cuentavueltas marca 5.700 rpm.

A este tremendo potencial hay que sumarle el impecable funcionamiento de su caja automática de ocho velocidades que en su andar escalonado logra combinar deportividad con consumos moderados. Basta mencionar que circulando a 100 km/h el cuentavueltas solo marcaba 1.800 rpm. Para un manejo más picante utilizamos las levas al volante que nos proporcionaron es sensación inigualable de deportividad. La caja automática es comandada mediante una palanca de cambios moderna y deportiva que incluye el botón de desbloqueo a la izquierda, para pasar entre D, neutro y reversa. En directa D, la palanca puede moverse hacia la izquierda con el fin de utilizar la caja de manera manual levassecuencial.

En términos de consumo a una velocidad constante de 100 km/h necesitó solo 6,8 l/100 km, mientras cuando lo aceleramos hasta los 130 km/h el valor fue de 9 l/100 km, cifras muy contenidas si consideramos el tamaño y potencia del motor. Al disponer de un tanque de combustible de 52 litros su autonomía a esas velocidades es de 762 y 577 kilómetros respectivamente.

El motor responde a las expectativas que uno puede tener con una coupé deportiva de BMW: suelto, enérgico, potente y sin limitaciones. Debemos confesar que tuvimos que levantar el pie del acelerador a pesar de que los asistentes electrónicos están de nuestro lado.

En el BMW M325i pudimos comprobar que no es un mito eso de que todo puede cambiar con un simple botón. Es que a través del mando del Driving Experience Control podemos modificar la respuesta del acelerador, el comportamiento de la caja de cambios o el grado de dureza de la dirección.

slalom-bmw

El sistema permite seleccionar cuatro modos posibles: ECO PRO, CONFORT, SPORT y SPORT+. Nosotros nos permitimos jugar y probarlo para comprobar sus diferentes prestaciones.

El modo CONFORT resultó ser el ideal para el manejo habitual en ciudad y en ruta. Respondió a nuestros impulsos, con respuestas concretas cuando necesitamos ese plus de potencia y energía, sin comprometer los consumos. A su vez, la dirección deportiva variable se mostró dócil y suave para estacionar en espacios reducidos, pero también se fue endureciendo a medida que aumentamos la velocidad y necesitamos respuestas ágiles en curvas cerradas.

Para un manejo más relajado y bajar los consumos, pasamos al modo ECO PRO. ¿Cómo funcionó? Sin perder eficiencia, produjo el cambio de marchas a bajas revoluciones y con un poco menos de reacción en el acelerador. Adicionalmente el sistema configura la climatización para ahorrar lo más posible. El sistema Stop&Start también contribuye, evitando el funcionamiento innecesario del motor en paradas, permitiendo un ahorro extra de combustible.

bmw

Ahora bien, ¿qué dueño de este auto piensa en el consumo? Difícil de imaginar, ¿no? Por eso quisimos probar las dos opciones más divertidas que testeamos en ruta. En SPORT obtuvimos un dinamismo superior gracias a la inmediata respuesta del motor y la caja automática, con una reacción más directa de la dirección.

En SPORT+ nos dimos cuenta del verdadero potencial que puede ofrecer este auto. Aparece un incomparable sonido del motor y notamos como la aguja del acelerador sube sorprendentemente, además se desconecta el sistema ESP de modo de poder vivir la deportividad del M235 al máxim0. El + realmente es un plus en potencia y aceleración.

En cualquier modo las cualidades de este auto se ponen de manifiesto. Su solidez y firmeza están presentes en cada momento en un vehículo que jamás se perturba ante las imperfecciones del camino o los errores e imprevistos de conducción. Vale la pena destacar que en esto inciden los asistentes electrónicos que colaboran con el conductor como los controles dinámicos de estabilidad y tracción. La rigidez del chasis junto al reglaje específico de la suspensión mostró seguridad y estabilidad en situaciones y maniobras extremas permitiendo transformar la potencia del motor en un dinamismo superior. El bajo centro de gravedad, la posición baja de conducción y un habitáculo desplazado hacia atrás brindan una espectacular sensación al volante.

En el ámbito citadino podríamos pensar que el confort de marcha se vería perjudicado, pero no es así, su suspensión amortigua bastante bien todas las imperfecciones de las calles; solo debemos tener cuidado de no tocar la parte baja del paragolpes delantero en las profundas cunetas y también en los pozos por el bajo perfil de las cubiertas.

También probamos el poder de frenado cuando circulábamos a 100 km/h presionando el freno en forma enérgica hasta detenerlo completamente requiriendo 41,9 metros, una valor que pensábamos iba a ser menor.

frenada-bmw-235

A continuación detallamos el cuadro con prestaciones y consumos.

Valores obtenidos con nuestro equipo de medición de performance
Aceleración
0 a 100 km/h 5,06 seg
83,63 m
0 a 100 m 5,63 seg 106,72 km/h
0 a 200 m 8,54 seg 139,93 km/h
0 a 300 m 10,95 seg 154,78 km/h
0 a 400 m 13,31 seg 175,17 km/h
0 a 1000 m 24,49 seg 220,59 km/h
Consumo
Velocidad Régimen motor Consumo Autonomía
a 100 km/h 1.800 RPM
6,8 l/100km 764 km
a 120 km/h 2.200 RPM
8,1 l/100km
650 km
a 130 km/h 2.350 RPM
  9 l/100km 577 km
Urbano 10,4 l/100km 500 km
Recuperación de 80 km/h a 120 km/h
En Directa
3,96 seg
Desempeño dinámico Neumáticos Run Flat y falta de auxilio
 Sistemas de asistencia a la conducción Frenos más contundentes
Prestaciones
 Consumo a velocidades moderadas
 Diseño radical
 Motor/caja

Características:

Características Prueba BMW M235i
Motor Nafta 6 cilindros
Cilindrada en cm3 2.979
Potencia CV/rpm 326/5.800 – 6.000
Par máximo Nm/rpm 450/1.300 – 4.500
Velocidad máxima km/h 250 en directa a 5.700 rpm
Peso en kg  1.470
Capacidad tanque de combustible en litros 52
Capacidad de baúl litros
390
Neumáticos 225/40-18 del – 245/35-18 trs
Consumo a 100 km/h 6,8 l/100km
Consumo a 120 km/h 8,1 l/100km
Consumo urbano 10,4 l/100km
Precio en u$s  75.900
Garantía 3 años o 100.000 kilometros
Seguinos en Facebook:
Daniel Panzera

Daniel Panzera

3 Respuestas

  • Comentarios3
  1. Avatar de edgardo gabriel gardoni edgardo gabriel gardoni dice:

    HOLA SRES. DE 16 VALVULAS, QUE NAAAAVEEE!!!!, ME ENCANTAN LOS BM Y ESTE ES UNA LOCURA ATOMICA. UN ABRAZO Y GRACIAS. GABRIEL GARDONI.

  2. Avatar de Luis B. Luis B. dice:

    Exactamente, faltaría un par de faros auxiliares, rueda de auxilio y mejorar la distancia de frenado, podría ser por el tipo de neumáticos que pese a ser de ultima generación, quizás su performance no esta balanceada con el vehículo, y las prestaciones quizás con otros zapatitos mas clásicos podrían mejorar … Independientemente de todo, me gustaría tener un BM de estos, no deja de ser un caño … Cordiales saludos

  3. Avatar de Nicolas Nicolas dice:

    Y no tiene faros anti niebla… que loco jaja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enterate Primero de los Ultimos Lanzamientos:

Suscribete a nuestro newsletter y siguenos en redes sociales