noticias camiones buses

Nuevo Volkswagen Bulli

2 Marzo 2011

Volkswagen presentó en 1950 un microbus el T1 (Transporter 1) al que llamaron “Bulli”en Europa y los americanos llamaron “Microbus”, este monovolumen recorrió los cinco continentes creando una gran comunidad de fans en todo el mundo que persisten hasta nuestros días. Volkswagen decidió recrear esta leyenda y la lanza al futuro diseñando el prototipo de una nueva generación del Bulli Volkswagen, tan amplia como la de 1950, tan formidable como siempre y más limpia que nunca.

Con este nuevo prototipo, Volkswagen lleva a término el proyecto iniciado en 2001, el “Microbus”, la concretización del concepto y la accesibilidad de las tecnologías sostenibles contribuyen a que, finalmente, esta visión se haga realidad. El nuevo Bulli, equipado con un motor eléctrico, seis plazas y un sistema de infoentretenimiento controlado por iPad, se presenta en Ginebra mucho más compacto y económico que el estudio anterior.

Este prototipo dispone también de un enorme potencial para cimentar una quinta gama de monovolúmenes completamente nueva. El Bulli Volkswagen podría llegar incluso a convertirse en un icono automovilístico al estilo del codiciado T1 Samba Bus, uno de los pocos automóviles que, obviamente, no pierde valor con el paso del tiempo.

Gracias a la aplicación de las más modernas tecnologías de propulsión, el prototipo presentado en Ginebra, equipado con motor eléctrico, recibe el calificativo de: “automóvil de cero emisiones”. El motor eléctrico del monovolumen de cero emisiones entrega una potencia de 115 CV. El silencioso motor se alimenta a través de una gran batería de litio-ión con una capacidad máxima de 40 kWh y una autonomía de hasta 300 kilómetros, excelente resultado tratándose de un automóvil eléctrico. El Bulli acelera de 0 a 100 km/h en sólo 11,5 segundos alcanzando una velocidad máxima de 140 km/h (control electrónico). La batería del nuevo modelo se recarga en “surtidores de electricidad” especiales para vehículos eléctricos en menos de una hora.

Naturalmente, Volkswagen no limita la gama de motores de este Bulli a los motores eléctricos, sino que como alternativa ofrece también potentes, ahorradores y eficientes motores nafteros y gasoil de inyección directa con cilindradas de 1,0 y 1,4 litros. Estos motores son un ejemplo del puro concepto de “Downsizing”, mínimo consumo – máxima autonomía.

Los diseñadores de Volkswagen fueron los encargados de diseñar el prototipo, según el dibujo, que con la típica forma en “V” del frontal se convertiría posteriormente en todo un icono automovilístico. El diseño del nuevo Bulli se rige por el concepto del aprovechamiento máximo del espacio, el característico frontal en forma de “V”, con el emblema “VW” integrado y las claras proporciones del modelo original.

Las medidas del nuevo Bulli son: 3,99 metros de longitud, 1,75 metros de ancho y 1,70 metros de altura. El antiguo modelo T1 era algo más largo y más alto, pero más estrecho. Uno de los detalles que llama especialmente la atención es la distancia entre ejes de 1,50 metros delante y detrás, que en comparación con el ancho total del vehículo es especialmente generosa.

En su frontal, la nueva versión del Bulli ofrece, como fuera el Samba Bus, una carrocería bicolor, en este caso en los tonos rojo y blanco. La “V” del frontal es de color blanco, aunque, en lugar de frontal podríamos llamarlo también capot, ya que, mientras que el modelo Samba equipaba un motor de cilindros opuestos de tracción trasera, el nuevo Bulli equipa un motor eléctrico de tracción delantera ubicado delante del eje delantero. Se trata de un sistema de propulsión integral compuesto, entre otros detalles, por un motor eléctrico, un ondulador pulsado de gran rendimiento y un convertidor CC/CC de 12 voltios para el suministro eléctrico de a bordo.

El diseño de los estrechos faros de dos piezas con luz diurna LED en forma de L y de los intermitentes LED situados en los laterales en forma de L “inversa”, destaca por el trazado de líneas horizontales que caracteriza el nuevo ADN de diseño de Volkswagen. El emblema “VW” se ubica, como es costumbre, en el capot entre ambos faros. El área inferior del capot incorpora una serie de entradas de aire, de diseño horizontal, que abastecen el interior del automóvil con aire fresco y refrigeran la batería o alternativamente, los motores convencionales previstos para este vehículo. El parachoques, integrado directamente debajo de las entradas de aire, redondea el aspecto global del frontal.

La silueta del Bulli adopta el diseño bicolor del frontal, algunos de los elementos de color blanco que caracterizan los laterales del prototipo son: el área superior de la llamada ‘línea de carácter’, la banda blanca que emerge de los guardabarros prolongándose hasta las concisas columnas D y el techo completo.

Uno de los detalles especialmente estéticos son las llantas de aleación ligera de 18 pulgadas en cuyo centro se sitúa un elegante embellecedor cromado rindiendo homenaje una vez más al Bulli original. Los voladizos del frontal y de la parte trasera son más cortos que nunca.

En el área inferior de la parte trasera se sitúa el parachoques, pintado en el color de la carrocería (incluyendo el elegante difusor negro). Por encima del parachoques se ubica el portón trasero que ocupa el ancho total del automóvil. Los estrechos faros traseros LED adoptan el diseño del prototipo Microbus del año 2001. El emblema “VW”, ubicado en el centro del portón, es de menor tamaño que el emblema “VW” del frontal. El baúl del vehículo ofrece un volumen de carga de 370 litros con plena utilización de las 6 plazas para los ocupantes.

El interior del nuevo modelo se caracteriza por su luminosidad, gracias al techo panorámico, y por su claro diseño basado en el consecuente trazado de líneas típico de Volkswagen. Delante posee una banqueta de asientos continua de tres plazas siguiendo la pauta de diseño del modelo T1 y en la parte trasera también pueden tomar asiento tres personas.

El nuevo Bulli dispone de un iPad extraíble, situado en la consola central, que opera como pantalla táctil multifunción. A través de esta pantalla pueden ser controladas algunas funciones como el dispositivo de manos libres Bluetooth, el sistema de navegación, las aplicaciones iPad basadas en internet y la mediateca. Los elementos de manejo del climatizador y el intermitente de emergencia han sido integrados directamente en el soporte del iPad.

Los asientos se convierten en una superficie de descanso en un abrir y cerrar de ojos, el nuevo Bulli ofrece dos banquetas de tres plazas una delantera, que puede ser abatida parcialmente 2/3 (asiento del acompañante y asiento central) y otra trasera puede ser abatida completamente. Plegando la banqueta trasera aumenta el volumen de carga hasta 1.600 litros. Los asientos del Bulli pueden convertirse en una amplia superficie de descanso realizando algunas maniobras, detalle que comparte con el modelo original.

Seguinos en Facebook:
Daniel Panzera

Daniel Panzera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enterate Primero de los Ultimos Lanzamientos:

Suscribete a nuestro newsletter y siguenos en redes sociales