noticias camiones buses

Comparativa: Ford Mondeo vs Volkswagen Passat

14 Julio 2017
passat mondeo
Enfrentamos a los dos referentes del segmento D para conocer en detalle las características de cada uno y medir su performance. Diseño deportivo y una imbatible relación precio/producto, frente a la siempre valorada elegancia y calidad alemana, las cartas de presentación del Mondeo y el Passat.

El segmento D es una categoría que está lejos de marcar récords de ventas en nuestro país, atravesando buenas y malas etapas, con más o menos competidores, pero que tiene una gran importancia, ya que en ella, las marcas generalistas equipan a sus productos con los últimos desarrollos en confort, seguridad y tecnología, para demostrar que pueden estar a la altura de un vehículo Premium.

Dentro de las varias opciones que llegaron o regresaron al mercado tenemos al Toyota Camry, Honda Accord, Peugeot 508, pero hay dos que desde hace décadas son los referentes históricos, el Volkswagen Passat y el Ford Mondeo. Hasta hace dos años, el producto de VW reinaba a voluntad, mientras que el de Ford intentaba cobrar algo más de protagonismo, pero sucedió algo que empezó a inclinar la balanza:  las trabas a las importaciones e impuestos internos hicieron que el Passat quedara relegado en la gama de la marca, pidiendo una renovación que tardaba en llegar pero que en Europa ya se había presentado en 2015. Del otro lado de la calle, el Mondeo sí se había renovado y empezó a llegar importado de México (antes lo hacía de Bélgica), por lo que, además de una mayor disponibilidad de unidades, al no pagar el 35% de arancel extrazona contaba con un precio contra el que sus competidores extranjeros pocos podían hacer y que sigue siendo una de sus principales ventajas: la versión de entrada de gama tiene un valor similar al del Civic EX-T o Vento GLI, de una categoría inferior.

Finalmente, para intentar recuperar el terreno perdido, aunque sin poder ofrecer una relación precio/producto tan conveniente como la del Mondeo, Volkswagen trajo a finales de abril la octava generación de su buque insignia, con una notable evolución en diseño, tecnología y eficiencia. Es por eso que decidimos comparar a estos dos jugadores de las grandes ligas para conocer detalladamente cada una de sus caraterísticas, puntos a favor y en contra de uno u otro y su performance ante diferentes exigencias.

Antes de pasar a la prueba, debemos aclarar que por una cuestión de disponibilidad al momento de realizar el comparativo, Ford nos cedió una unidad de la versión SEL -ubicada por debajo de la tope de gama Titanium-, pero que sólo difiere con ella en la tecnología de iluminación (faros halógenos en vez de full Led) y en algunos ítems de equipamiento (principalmente de seguridad), que señalaremos oportunamente a lo largo de la nota.

Diseño:
Aunque forman parte de la misma categoría, cada uno representa una propuesta muy diferente en cuanto a la estética, con pocas –o ninguna- similitud entre sí.

La fórmula del Passat es típicamente alemana: sobriedad y elegancia como esencia, aunque en esta generación –denominada internamente B8-, la marca buscó realzar su carácter, con trazos mucho más marcados, líneas más agresivas y las llantas en color gris grafito de 18 pulgadas (calzadas con neumáticos Hankook o Pirelli en medida 235/45 R18), detalles que le dan un aire sport que cobran mayor protagonismo en la variante equipada con el pack R-Line (U$S 65.000). Mención aparte para los vistosos faros, el rasgo más distintivo del auto, completamente de Led, con un poder de luminosidad realmente destacado. Son autonivelantes y varían su intensidad al detectar tráfico viniendo de frente para no encandilar a los otros conductores y poseen –junto con los antiniebla- la función cornering light de iluminación en curva. Otra característica que distingue al Passat son sus abundantes apliques cromados, presentes en la parrilla, el marco de las ventanillas y zócalos que recorren toda la parte baja de la carrocería, desde la trompa hasta cola. Su aspecto lo asemeja a modelos del segmento Premium.

passat vs mondeo

Por su lado, el Mondeo se aleja de lo convencional, con una imagen no tan señorial sino más cercana a la deportividad. La filosofía del Kinetic Design 2.0 logra su objetivo de transmitirle dinamismo a la figura de este sedán, que tiene como protagonista en la trompa a su rediseñada parrilla hexagonal, ahora más estilizada y con apliques cromados. De perfil sobresale una línea que recorre casi todo el largo del vehículo, además de una nervadura ascendente que nace detrás del pasarruedas delantero y se extiende hasta el paragolpes trasero. También las ópticas –tanto delanteras como traseras- invaden parte del lateral. Como particularidad, la versión SEL equipa luces halógenas con proyector mientras que en el caso de la Titanium son full Led y las llantas de 18” son de tipo multirayo diamantadas, con neumáticos GoodYear en igual medida que el VW: 235/45 R18, en lo demás, no hay diferencias entre una u otra versión. Sin dejar de tener en cuenta su porte, al Mondeo se lo ve más atlético, más deportivo, algo no muy fácil de lograr en un tricuerpo de casi 5 metros de largo.

Yendo a los números, vemos que el Mondeo es levemente más grande que el Passat en todas las dimensiones: largo 4.869 mm (vs 4.767 mm), ancho 1.852mm (1.832 mm), alto 1.476 mm (1.456 mm) y distancia entre ejes 2.850 mm (2.791 mm), lo que podría suponer una ventaja en cuanto a espacio interior, pero más adelante veremos que no necesariamente es así. Un ejemplo de esto es el baúl, cota donde el alemán marca la diferencia con respecto al mexicano: 586 litros de capacidad, versus 514 lts.

mondeo vs passat

En síntesis, ambos resultan muy atractivos estéticamente, por lo que en este aspecto la decisión de compra dependerá del gusto y el bolsillo del interesado.

Interior:
Esa diferenciación del estilo exterior, también la podemos observar puertas adentro. El Mondeo se percibe más deportivo, no sólo por su diseño sino por la ambientación, con inserciones de aluminio en los bordes de las salidas de aire, volante, tablero, consola central y paneles de las puertas, combinadas con el tapizado de cuero negro. Las butacas delanteras también remarcan su impronta sport, brindando una mejor sujeción lateral. El Passat ofrece una estética más sobria, en la que predominan los trazos rectos y horizontales, como en las toberas de aire, que simulan extenderse a lo ancho del torpedo, sólo interrumpidas por un reloj de corte clásico en el centro.

interior mondeo

Casualmente, para evidenciar más ese contraste entre uno y otro, la unidad del Passat que nos tocó evaluar contaba con tapizados y revestimientos en beige, que junto con los apliques de madera (ambos opcionales), le daban al habitáculo una imagen más refinada y elegante –además de una mayor luminosidad-, pero que como señalamos en el test (ver nota), es muy difícil mantener completamente limpio, especialmente la delicada alcántara.

interior passat

Cada uno marca su propio estilo en cuanto a instrumental. El Mondeo ofrece un mix analógico-digital, con el velocímetro a aguja en el centro, flanqueado por dos display’s digitales. El de la izquierda normalmente cumple el rol del tacómetro e indicador del nivel de combustible, pero también puede informar diversos parámetros del vehículo así como la pantalla de la derecha.

Por su parte, el Passat es el primer modelo de VW en estrenar el Active Info Display –similar al virtual cockpit de Audi-. Es una pantalla de 12,3 pulgadas que sustituye completamente a los indicadores analógicos tradicionales. Cuenta con múltiples opciones de configuración e informa diversos parámetros del vehículo. Se puede visualizar desde el navegador, la radio o el teléfono, hasta hacer un chequeo general del estado de la unidad. Los “relojes” pueden variar su tamaño de acuerdo a lo que priorice el conductor, por ejemplo, darle mayor importancia al GPS o a la computadora de a bordo. Es muy fácil de utilizar y de familiarizarse con el sistema.

i nstrumental mondeo vs passat

El espacio para los pasajeros es amplio en los dos casos, cuatro pasajeros pueden viajar muy cómodamente –un eventual quinto ocupante deberá lidiar con la dureza del respaldo central trasero y el falso túnel de transmisión-, pero volviendo a lo que mencionamos anteriormente, contar con mayores dimensiones no es garantía de habitabilidad extra. En ese sentido, el Passat hace gala de un mejor aprovechamiento del espacio, con una leve diferencia a su favor: en las plazas traseras, si consideramos un conductor de 1,75 m de altura y un pasajero de la misma talla, la distancia de las rodillas al respaldo de las butacas delanteras es de 20 cm y 6 cm al techo.

volkswagen passatInterior Volkswagen Passat

Por último, en cuanto a calidad de materiales y terminaciones, si bien no hay algo muy puntual que reprocharle al Mondeo, el Passat saca una pequeña ventaja dado su origen y orientación europea, con más cuidado en los detalles como las texturas soft touch o los portaobjetos revestidos en tela/goma para evitar que su carga quede suelta y haciendo ruido.

nuevo ford mondeoInterior Ford Mondeo

Equipamiento:
Aquí el Mondeo hace valer su inmejorable relación precio/producto con una extensa serie de ítems entre los que se destacan el sistema de acceso mediante un código de seguridad que aparece en el parante central, arranque por botón, climatizador automático bizona, tapizado de cuero, volante multifunción, butacas con regulación eléctrica, calefacción y memoria. El aspecto tecnológico está cubierto por el sistema de conectividad Sync 3 con pantalla táctil de 8 pulgadas y control de voz, dispone de navegador y cámara de retroceso, integra también el equipo de audio, con CD/MP3/USB/Bluetooth y diez parlantes.

El Passat también tiene lo suyo y ofrece algunos chiches más como el climatizador trizona o las comodísimas butacas ErgoComfort, pero a un valor mucho mayor. El sistema multimedia DiscoverPro emplea una pantalla táctil de 8 pulgadas, con CD/DVD/MP3/SD/Bluetooth, App-Connect, memoria interna de 64 GB y varias aplicaciones, como el Think Blue Trainer (que evalúa si estamos conduciendo eficientemente) o la posibilidad de visualizar más indicadores, como presión del turbo, temperatura del aceite, potencia utilizada, etc.

audio mondeo passat

Además adiciona cámara de marcha atrás –oculta en el logo de la tapa del baúl- y visión de 360°. Completan la lista el Park Assist (sólo para estacionar en paralelo), tomacorriente de 230V, freno de estacionamiento eléctrico con función Auto Hold, un amplio techo panorámico corredizo, control de velocidad crucero, volante regulable en altura y profundidad, levantavidrios con one touch, espejos eléctricos, cierre centralizado y apertura interna de baúl y tanque de combustible.

En los dos hay diferencias muy sutiles como calefacción en el volante y butaca del conductor en el producto mexicano y calefacción y función de masajes en el alemán. Como virtud, en los dos casos debemos remarcar que ofrecen una dotación mayor al de firmas Premium que igualan o superan ampliamente su precio.

Seguridad:
El nivel de seguridad es excelente en ambos. El Mondeo dispone de control de tracción y estabilidad, más el control de torque en curvas, frenos a disco en las cuatro ruedas con ABS/EBD y sensor de presión en los neumáticos. Además, anclajes Isofix, cinturones inerciales y apoyacabezas para los cinco pasajeros son ítems de serie en toda la gama. En cuanto a seguridad pasiva, ofrece airbags frontales, laterales, de cortina y de rodilla para el conductor; por su parte, la versión Titanium agrega detector de fatiga y dos inéditas bolsas de aire ubicadas en los cinturones de seguridad traseros, con lo que suma un total de 10 airbags.

El Passat también cuenta con control de tracción y estabilidad, frenos a disco en las cuatro ruedas con ABS/EBD, sensor de presión de neumáticos y detector de fatiga, junto con los respectivos cinturones de tres puntos y apoyacabezas para todos los ocupantes más dos anclajes Isofix. Sólo difiere en la cantidad de bolsas de aire, con dos menos que en el producto del óvalo (los de cinturón), el resto es idéntico: doble airbag frontal, laterales, de cortina y de rodilla para el conductor.

passat vs mondeo

Sin embargo, a los dos les podemos pedir algunas asistencias más a la conducción como el control de velocidad crucero adaptativo (en Europa el VW sí lo equipa, mientras que la generación anterior del Ford –desarrollada junto a Volvo- lo equipaba), sensor de ángulo muerto y frenado automático en ciudad, dos elementos presentes en segmentos inferiores inclusive.

Mención aparte para la rueda de auxilio: homogénea y con llanta de aleación en el Passat, frente a la siempre criticable temporal que equipa el Mondeo.

Motorización, transmisión y comportamiento:
Atrás quedaron los tiempos en que ambos hacían gala y rivalizaban con sus poderosas versiones V6 –o también, cómo olvidar al Mondeo ST220, al Passat VR6 o al W8-. Hoy lo que se busca es aunar prestaciones con eficiencia y para eso tanto la nave insignia de la firma germana como su par del óvalo, recurren a la misma fórmula: motores de cuatro cilindros de 2.0 litros turboalimentados de más de 200 CV.

motor passat mondeo

El Mondeo equipa el propulsor 2.0 Ecoboost –ya presente en la Kuga o S-Max-, de 1.999 cm3, 16 válvulas, doble árbol de levas a la cabeza, inyección directa, turbo e intercooler. Desarrolla 240 CV a 5.500 rpm y un torque de 340 Nm entre las 1.750 y las 4.000 vueltas. Junto a él, trabaja una caja automática convencional de seis marchas con opción secuencial y modo Sport, comandada a través del peculiar Rotary Shifter –una perilla circular en lugar de la selectora tradicional-, que se coloca automáticamente en Parking al apagar el motor, o mediante las levas de atrás del volante.

caja passat mondeo

El Passat recurre al conocido 2.0 TSI –mismo del Golf GTI, Vento GLI, Scirocco GTS-, de 1984 cm3, 16 válvulas, doble árbol de levas a la cabeza, inyección mixta (directa e indirecta), turbo e intercooler. Eroga 220 CV a 4.500 rpm y un par de 350 Nm entre las 1.500 y 4.400 rpm. Esta motorización se acopla a la también conocida transmisión automática DSG de doble embrague y seis marchas. Posee opción secuencial, modo Eco y Sport, y levas al volante.

passat vs mondeo

Así como señalamos que cada uno de ellos tiene un carácter distinto, esa diferencia se aprecia también en marcha. Mientras el Mondeo es algo más nervioso y rápido de reacciones -en parte por su mayor potencia-, el Passat es más progresivo. Para despertar su personalidad más deportiva, conviene seleccionar el modo Sport de la caja DSG, que estira los cambios hasta pasadas las 4.000 rpm y no pasa de la 5ta marcha, como para obtener una respuesta inmediata bajo el pie derecho.

aceleracion passat mondeo

En las pruebas de aceleración el Mondeo logró el 0 a 100 km/h en 7,07 seg, 3 décimas menos que el Passat (7,37 seg). Este último posee Launch Control y selector de modos de conducción, que varía la respuesta del acelerador, la dirección y la dureza de la suspensión. En las mediciones de elasticidad, nuevamente se impuso el modelo del óvalo, pasando de 80 a 120 km/h en 4,2 seg, apenas una décima por debajo del Volkswagen (4,3 seg).

Valores obtenidos con nuestro equipo de medición de performance
Aceleración Ford Mondeo Volkswagen Passat
0 a 100 km/h 7,07 seg 7,37 seg
0 a 100 m 6,59 seg 6,77 seg
0 a 200 m 9,92 seg 10,06 seg
0 a 300 m 12,75 seg 12,77 seg
0 a 400 m 15,28 seg 15,23 seg
0 a 1000 m 27,84 seg 27,49 seg

 
En cuanto a consumos el Passat hace valer sus numerosos recursos en pos de la eficiencia, sistema Start&Stop (desconectable) y desplazamiento por inercia –o navegación a vela- que a un ritmo constante y hasta los 130 km/h, al mantener estable el pie sobre acelerador el motor se desacopla y deja de frenar el vehículo, avanzando un buen tramo por su propia inercia, girando en ralentí. En ámbito urbano requirió 11,2 litros cada 100 km y en ruta, 6,6 litros cada 100 km. Punto extra en autonomía para el Volkswagen, de hasta 1.000 kilómetros con un tanque (66 litros), frente a los 898 km del Ford, con su tanque de 62 lts.

Consumo Ford Mondeo
Volkswagen Passat
Velocidad Régimen motor Consumo Autonomía Régimen motor Consumo Autonomía
a 100 km/h 1.950 RPM 6,9 l/100km 898 km 1.800 RPM 6,6 l/100km 1000 km
a 120 km/h 2.350 RPM 8,4 l/100km 738 km 2.250 RPM 8 l/100km 825 km
a 130 km/h 2.500 RPM 9 l/100km 688 km 2.450 RPM 8,8 l/100km 750 km
Urbano 12,5 l/100km 496 km 11,2 l/100km 589 km

 
El comportamiento dinámico es irreprochable en ambos, demostrando firmeza y aplomo en todo momento y a cualquier velocidad. El Mondeo posee un reglaje de suspensiones algo más duro que el Passat, que tiende hacia el confort. La dirección es eléctrica de asistencia variable para los dos.

Sí hay una diferencia más considerable en el frenaje: para detenerse de 100 km/h a 0, el Passat necesitó 36,8 metros, apenas un poco más de 1 metro que el Mondeo, que se detuvo en 38 mts.

mondeo vs passat

Precios:

  • Volkswagen Passat Highline 2.0 TSI DSG: U$S 59.900 equivalente a $ 1.030.000 aprox – (R-Line U$S 65.000)
  • Ford Mondeo Titanium 2.0 Ecoboost AT6: $ 787.700 (versión SEL: $ 653.400)
  • Garantía de 3 años o 100.000 kilómetros para ambos

Como conclusión general, podemos afirmar que los dos ofrecen una dotación de equipamiento irreprochable, gran espacio interior, destacadas prestaciones y una lograda eficiencia. El Mondeo presume de su perfil más deportivo, con una combinación de confort/seguridad y espacio dificil de igualar por su valor. El Passat hace gala de su origen y calidad alemana, más algunos ítems de equipamiento extra -además de un valor de reventa generalmente mayor- pero que dificilmente pueden justificar la diferencia de precio entre uno y otro, aunque esa desigualdad tenga que ver sobre todo por una cuestión tributaria. Ambos cumplen con creces las expectativas de un cliente del segmento, por lo que, como señalamos al principio, la decisión de compra dependerá del gusto y más que nunca, de su nivel adquisitivo.

*Por una cuestión de disponibilidad de unidades al momento de realizar la producción fotográfica, las imágenes del Ford Mondeo corresponden a la versión SEL.

Seguinos en Facebook:
Jonathan Romero

Jonathan Romero

3 Respuestas

  • Comentarios3
  1. Avatar de Emiliano Emiliano dice:

    La diferencia de precio se nota mucho en la calle. Passat de los nuevos no he visto ninguno. Sin embargo, ha ganado muchísimo en personalidad y gracia, ya no parece un Vento largo y ya no es tan un auto de viejo. El Mondeo me parece super interesante por su equipamiento y precio, pero me parece que esta muy bien resuelta la trompa y no tanto el resto del auto. Sólo una duda de ambos autos ¿las salidas de escape son reales? porque ahora está muy de moda poner “colas de escape” muy vistosas integradas en los paragolpes, y que luego no tengan conexión con nada, y el escape esté por otro lado, como en el Peugeot 408. Sobre el precio de los autos premium, siempre ha sido así, pero a cambio ofrecen un mejor servicio post venta, mejores terminaciones (aunque no siempre), y muchas mas opciones de motorizaciones y personalización, con diferentes acabados, tapizados, tipos de carrocerías y apliques, y juegos de llantas, mientras que los generalistas suelen ofrecer 3 o 4 niveles de equipamiento estándar y quizás la opción de cambiar el color del tapizado, y si quiero madera o aluminio, y punto.

  2. Avatar de norberto norberto dice:

    El Mondeo, lejos el mejor, innovación constante.

  3. Avatar de omiaur omiaur dice:

    Excelente recopilación e información. Si hubiera que votar, elijo el Mondeo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enterate Primero de los Ultimos Lanzamientos:

Suscribete a nuestro newsletter y siguenos en redes sociales