noticias camiones buses

Bosch trabaja en el auto del futuro

3 agosto 2010

Bosch continúa el exitoso lanzamiento de la tecnología híbrida paralela extendiendo su apuesta al desarrollo de tecnología powertrain para todos los vehículos eléctricos, con € 400 millones de inversión anual.

“En el futuro, la elección del powertrain dependerá de los requerimientos de movilidad de cada conductor. En este escenario, el auto eléctrico jugará un papel cada vez más destacado”, afirmó Dr. Rolf Bulander, Presidente de la división Gasoline Systems de Robert Bosch GmbH.

El potencial de los vehículos eléctricos puede explotarse sobre todo en las megaciudades, que están creciendo rápidamente en todo el mundo. Además, estos autos pueden contribuir para que el aire en los centros urbanos se mantenga más limpio. Si utilizan energías renovables, también pueden aportar a la reducción de emisiones de CO2.

Para conducir distancias medias o largas, los motores económicos diesel o gasolina -que son continuamente mejorados- resultan muy convenientes. Los vehículos híbridos, por su parte, son una opción para corta, media y larga distancia, mientras que los vehículos con celdas de combustible (Fuel-Cell) son especialmente aptos para largas distancias. “Esta es la razón por la cual no limitamos nuestros esfuerzos a un solo tipo de powertrain, sino que estamos trabajando para desarrollar motores diesel y gasolina mientras al mismo tiempo hacemos grandes esfuerzos para electrificar el powertrain”, explicó Bulander.

La tecnología Bosch para vehículos híbridos ya se produce en serie

Los modelos híbridos, que combinan motor a combustión y eléctrico, son una tecnología de transición en el camino al desarrollo de modelos 100% eléctricos. Este año se lanzaron al mercado las versiones híbridas de Porsche Cayenne S y VolksWagen Touareg, los primeros vehículos del mundo con la tecnología híbrida paralela de Bosch. Además, PSA Peugeot Citröen y Bosch han formado una alianza en ingeniería para desarrollar híbridos diesel con transmisión eléctrica en las cuatro ruedas, que comenzarán a producirse en serie a partir de 2011. Para estos vehículos, Bosch está desarrollando y fabricando tanto sistemas electrónicos de potencia como motores electrónicos, y en la unidad de Vehículos Híbridos y Eléctricos, establecida en 2009, hay más proyectos en contínuo avance. En 2004, la unidad que entonces era conocida como “proyecto de tecnología híbrida”, comenzó sus operaciones con aproximadamente 100 asociados. Hoy, 800 asociados de Bosch en todo el mundo desarrollan tecnologías para autos híbridos y eléctricos. A esto se suman aproximadamente 650 asociados a la alianza estratégica con Samsung SDI: SB LiMotive, que tiene previsto fabricar a partir de 2011 las primeras baterías de iones de litio para automóviles. BMW es el primer cliente de esta alianza forjada en 2008. El fabricante alemán comprará baterías de SB LiMotive para vehículos puramente eléctricos.

Gama de productos completa para powertrains híbridos y eléctricos

El amplio portfolio de Bosch para powertrains híbridos y eléctricos incluye componentes centrales, como un sistema electrónico de potencia que controla el flujo de energía en los vehículos híbridos y eléctricos, así como también en los motores eléctricos de gran torque. Se está trabajando para preparar la producción en serie de sistemas electrónicos de potencia en Reutlingen y de motores eléctricos en Hildesheim. También hay cargadores que permitirán enchufar los vehículos híbridos y eléctricos para recargarlos desde un toma corriente. “De cara al futuro, el objetivo es reducir el peso y espacio de las instalaciones de estos componentes e incrementar su eficiencia a fin de lograr el mayor rango posible sobre la base de la capacidad disponible de la batería”, afirmó el Dr. Matthias Küsell, responsable de la unidad Engineering and Customer Projects for Electric Vehicle and Hybrid Systems de Bosch. Con todos estos productos, más las baterías de iones de litio desarrolladas por SB LiMotive, Bosch se encuentra en condiciones de suministrar un powertrain completamente electrónico.

Cada año, Bosch invierte € 400 millones para el desarrollo de electrificación de powertrain. El uso de powertrains híbridos y eléctricos impacta en muchos otros componentes y sistemas del vehículo, por eso Bosch invierte también en estas áreas para adecuarlas a la nueva tecnología, incluyendo unidades auxiliares de alta eficiencia como dirección de potencia electrónica. De esta manera, es posible disponer de sistemas de frenado o ESP® a medida para autos híbridos y eléctricos. Estos sistemas coordinan la interacción entre el freno de fricción tradicional y el efecto de frenado. Por último, tiene características como un eficiente control de temperatura para los sistemas de calentamiento y enfriamiento, o los sistemas de navegación que calculan el mejor camino en función de la eficiencia del combustible.

Seguinos en Facebook:
Daniel Panzera

publicado por Daniel Panzera Accesorios y Repuestos el 3 de agosto de 2010

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enterate Primero de los Ultimos Lanzamientos:

Suscribete a nuestro newsletter y siguenos en redes sociales