noticias camiones buses

Volkswagen comenzó con la producción del Polo en Brasil

15 agosto 2017
vw polo fabricacion
La planta de Anchieta, ubicada en São Bernardo do Campo, comenzó con la fabricación en serie del nuevo hatchback de la marca alemana, que llegará a nuestro mercado hacia fin de año. Para su producción, Volkswagen invirtió R$2,6 billones, destinados a la renovación de la histórica fábrica paulista.

Luego de la presentación de su plataforma MQB-A0 y un breve contacto para la prensa con unidades de pre-serie (ver nota), Volkswagen comenzó a producir el nuevo Polo en la planta de Anchieta (São Bernardo do Campo, São Paulo), que llegará a los concesionarios del país vecino entre octubre y noviembre para luego finalmente arribar a nuestro mercado.

Promocionado como “el primer fruto de la mayor ofensiva de productos en la historia de la marca en Brasil”, el Polo dará lugar a una amplia familia de derivados: un sedán (el Virtus), una SUV (T-Cross) y una pick up. Sólo para la producción del hatchback y el tricuerpo, la firma alemana realizó una inversión inicial de R$2,6 billones para el desarrollo y modernización de varios sectores de la fábrica y que alcanzará los R$7 billones antes de 2020, lo que por supuesto fue muy bien recibido por el gobierno brasileño (presente en el evento de celebración), que busca una pronta recuperación de la crisis que afecta al sector automotriz en el país.

volkswagen polo

Entre las mejoras en la fábrica, se destaca la sección de pintura, que recibió un equipo especial para la aplicación de una cera que reduce la acción de la corrosión en la carrocería y la reprogramación del proceso existente, para incorporar más colores. Además se instaló un nuevo “Fahrwerk”, tal como lo denomina VW, para el “maridaje” entre el conjunto motriz (motor, transmisión y suspensión) con la carrocería del vehículo. Vale recordar que si bien el Polo es un modelo global, tendrá algunas adaptaciones para nuestra región, como un mayor despeje (+2cm), barra estabilizadora más robusta y distintos motores, 1.0 MPI, 1.6 MSI y 1.0 TSI -las versiones equipadas con este impulsor contarán con ESP-.

Pero más allá de las expectativas y planes a futuro, el comienzo de producción del hatchback, también tiene un significado nostálgico para quienes trabajan o trabajaron en la planta de Anchieta: coincide con el 60° aniversario de la fabricación de la mítica Kombi, que salió de la misma línea de montaje que ahora ocupa el Polo. “Es un momento de felices coincidencias. Sesenta años después estamos iniciando en Anchieta la producción de un modelo que representa el nacimiento de una nueva Volkswagen”, manifestó David Powels, CEO de Volkswagen Brasil y América del Sur.

Seguinos en Facebook:
Jonathan Romero

Jonathan Romero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enterate Primero de los Ultimos Lanzamientos:

Suscribete a nuestro newsletter y siguenos en redes sociales