Proyecciones: así se vería el Volkswagen Polo Track

16 noviembre 2021
La web brasileña Overboost realizó una recreación anticipando el diseño del que será el modelo más accesible de la marca alemana en 2023. Para ello, tomaron como base el teaser oficial publicado hace unos días atrás y revela que el hatchback sí tendrá modificaciones en el sector frontal en esta variante.
vw polo track

Su llegada ya está confirmada y su posicionamiento también: el Polo Track será el modelo de entrada de Volkswagen y será lanzado en 2023. Así lo anunció hace algunos días atrás Pablo Di Si, Presidente y CEO de la marca para América del Sur, acompañado de un teaser que deja ver parte de su diseño entre sombras.

Tomando como base aquella imagen, nuestros colegas de Overboost BR realizaron una proyección que anticipa el diseño de este nuevo producto. A pesar de que en un momento se pensó que el Polo Track sería simplemente una versión simplificada del hatchback, sin el facelift que recibirá el próximo año. Todo parece indicar que sí tendrá un rediseño: tanto el teaser oficial como la recreación de los diseñadores brasileños revelan que esta variante tendrá un paragolpes específico, con una gran toma de aire que se extiende a lo ancho con un entramado tipo panal de abejas y una suerte de marco interno. Asimismo, también se modificarán los faros y la parrilla, con un diseño inspirado en el restyling del Polo europeo. La proyección agrega otros detalles como la carcasa de los espejos y el techo de color negro.

Por el momento no hay recreaciones que anticipen más características de esta versión u otras vistas, tampoco del interior, aunque es esperable que se simplifique al máximo para lograr un precio accesible: instrumental convencional, sistema multimedia básico y aire acondicionado manual. En seguridad, de dos a cuatro airbags, frenos con ABS/EBD/BA, anclajes Isofix, control de tracción y control de estabilidad, que serán obligatorios en Argentina en 2022 y en Brasil desde 2024.

Mecánicamente, hay varias posibilidades: pensando en el mercado brasileño, podría equipar el pequeño motor 1.0 MPI de tres cilindros y 84 CV, mientras que en nuestro país podría utilizar el conocido 1.6 MSI de 110 CV. También se habla del 1.0 TSI, que ofrece dos configuraciones: 101 CV y 170 Nm de torque, o 116 CV (128 CV a etanol) y 200 Nm de par. La transmisión sería en todos los casos, una caja manual de 5 velocidades.

A diferencia de las otras versiones que se fabrican en la planta de Sao Bernardo do Campo junto con el Virtus y la T-Cross, el Track será producido en el histórico complejo industrial de Taubaté y para ello, la compañía está realizando una importante inversión a fin de adaptar sus instalaciones. Los primeros cambios en el histórico complejo industrial brasileño ya empezaron a materializarse: mientras que el Gol, Voyage y Saveiro continúan en producción, el Up! fue discontinuado para dar paso a esta nueva versión del Polo. Vale recordar que las instalaciones tienen que ser adaptadas para recibir a la plataforma MQB-A0, lo que supone una actualización tecnológica realmente notable para la factoría.

Junto con el Polo Track, también se rumorea el posible desarrollo de una versión equivalente del Virtus, con el objetivo de reemplazar al Voyage que por ahora tiene continuidad asegurada al menos hasta finales de 2022.

Seguinos en Facebook:

publicado por Jonathan Romero VolksWagen el 16 de noviembre de 2021

1 Respuesta

  • Comentarios1
  1. Claudio dice:

    Lástima qué no haya una versión 1.9 sd como cuando se hacía en argentina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enterate Primero de los Ultimos Lanzamientos:

Suscribete a nuestro newsletter y siguenos en redes sociales