Prueba Porsche Macan S 340 CV

2 Enero 2017
El Porsche Macan S que probamos es un SUV de tamaño medio que se ubica por debajo del Cayenne, posicionándose entre las versiones 2.0 y S Diesel.

En esta búsqueda por ofrecer siempre algo diferente para nuestros lectores, en esta oportunidad te vamos a presentar un test drive exclusivo de un modelo Premium. Manejamos el Porsche Macan S, el SUV del segmento mediano de la selecta marca alemana, que comparte plataforma con el Q5 y llegó para posicionarse por debajo del Cayenne, el poderoso Sport Utility que ya conquistó los mercados del mundo.

El Macan es un auto seductor por su estética incomparable, con el sello indiscutido de Porsche, donde se combina perfectamente deportividad, distinción y elegancia, pero también por los números que anuncian de fábrica y lo definen como un auténtico deportivo de pura raza.

Esta versión llegó el año pasado con una motorización biturbo que eroga 340 CV. Desde la marca señalan que con este propulsor es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 5,4 segundos y alcanzar los 254 km/h de velocidad máxima. Las característica mecánicas y estructurales del Macan, que le hacen alcanzar descomunales prestaciones, rinden honor a su nombre, que proviene del vocablo indonesio tigre. Es que tiene el arranque enérgico de ese animal salvaje cuando salta a la ruta y la velocidad que le imprime el felino para seguir a su presa.

No queremos contarles todo en la introducción aunque para que vayan calentando motores tienen que saber que este modelo cuenta con tracción en las cuatro ruedas y las suspensiones pueden regularse en tres niveles. De esta manera se puede intuir que además de dominar el asfalto, sale de la ruta y hace de las suyas sin dificultades. Basta de preámbulos, los invitamos a recorrer los puntos más destacadas del Porsche Macan.

Diseño Exterior:
Sería inútil enumerar una serie de adjetivos para describir la estética de una marca y un vehículo que conquistó al mundo por su belleza. Porque Porsche es sinónimo de eso y Macan también. Un modelo que hizo posible la posibilidad concreta de ser elegante y todo terreno a la vez.

Los rasgos deportivos predominan en su genética siguiendo la tradición de Macan. Así lo determinan sus característicos faros frontales con la forma de una gran gota, integrados a un capot corto pero poderoso que se extiende hasta los pasarruedas. Además, sus grandes tomas de aire quieren demostrar que ese auto goza del estado físico de un atleta que se prepara para correr los 100 metros llanos. El frontal rinde homenaje al 917, que fue múltiple ganador en la década del 70 y mantuvo un récord de distancia durante 39 años en las 24 horas de Le Mans.

En los laterales despliega todo su carácter robusto a través de líneas que parecen mostrar una musculatura tensionada. Su techo desciende hacia atrás mostrando el contorno de un auto deportivo con gran capacidad aerodinámica (0,36 cx). Un efecto que los diseñadores de Porsche denominan Porsche Flyline.

Sus marcadas molduras laterales acentúan su carácter deportivo con una inspiración en la forma del 918 Spyder. En la unidad que probamos estaban pintadas en color negro lava. Al pasar por las calles sorprende con sus llantas de 20 pulgadas con formato de 5 rayos en forma de “V” y el logo en el centro, calzadas con neumáticos 265/45-20 en el eje delantero y 295/40-20 en el trasero. Destacamos que de serie cuenta con llantas de 18 pulgadas y las que se encontraban calzadas en nuestra unidad de prueba eran opcionales. Entre otros detales entre los rayos permite visualizarse las pinzas de freno de color plata que le otorga un aire de competición.

El sector posterior respeta el estilo clásico de los Porsche, grande en la parte superior y con pasarruedas traseros bien marcados. Un armonioso portón trasero se abre en forma automática. Por otra parte, la doble salida de escape a cada lado indica que delante de ellos posee un motor poderoso.

Las dimensiones que configuran la agradable silueta del Macan S están conformadas por un largo de 4.681 mm, un ancho de 1.923 mm y un alto de 1.624 mm. Medidas que le otorgan una perfecta armonía para transitar por las calles con una personalidad única.

Diseño Interior:
La personalidad del interior es incluso superior a la estética exterior. Lo primero que se destaca es el predominio del color rojo prácticamente en todo el habitáculo con detalles en piano black, combinado con grises tanto en los tapizados, como en la plancha de a bordo y el revestimiento de las puertas.

Los materiales empleados elevan la categoría del modelo. Hay cuero, inyectados, inserciones cromadas. Todo de alta calidad al igual que las terminaciones. Impecable por donde se lo mire y por donde se lo toque. El volante deportivo de cuero es una verdadero joyita, con el escudo en el centro, y los diferentes comandos para el conductor.

El puesto de conducción combina la postura de un deportivo pero también la comodidad de una berlina. La butaca del conductor (que puede calefaccionarse al igual que la del acompañante) incorpora múltiples regulaciones eléctricas y pueden memorizarse sus posiciones favoritas.

En términos de habitabilidad, presenta un gran espacio interior en ambas plazas, con lo cual cinco pasajeros pueden viajar cómodamente sin sufrir a la hora de ubicar las piernas. Aunque la plaza central tiene más limitaciones por el túnel de transmisión y el formato banqueta, que en caso de no utilizarse presenta dos posavasos, al igual que las plazas delanteras. También viene provisto de portabotellas en cada una de sus puertas.

La posición de manejo es alta como no podría ser de otra manera en este tipo de vehículos pero con la posibilidad de regular su altura eléctricamente. Este reglaje en su punto más alto para el caso de un conductor de 1,75 metros deja libre unos 6 cm al techo y en el más bajo 13 cm. En las plazas traseras esa distancia llega a los 5 cm ya que el techo comienza a bajar y la distancia a las plazas delanteras supera holgadamente los 12 cm.

Los comandos fueron ubicados con una disposición tridimensional y la consola central en forma ascendentes con las principales funciones de confort. En ese contexto, muestra una estética futurista, características deportivas y una gran ergonomía.

Su amplio baúl tiene una capacidad de carga de 500 litros. Los asientos traseros se pueden rebatir en proporciones 40:20:40 y si se abaten completamente la superficie para equipaje aumenta hasta los 1.500 litros. Debajo del piso del baúl encontramos una rueda de auxilio inflable en medida 195/75-17 VRDESTEIN Space Master que permite ahorrar un 67% de volumen respecto a una convencional.

Instrumental:
El panel de instrumentos se divide en tres cuadrantes circulares, con números grandes en blanco y agujas en rojo, de fácil lectura. Se ubica más adelante el cuentarrevoluciones que muestra la marcha de circulación en formato digital al igual que la velocidad en un pequeño display. A la izquierda, el velocímetro va marcando la velocidad con una frecuencia de 50 kilómetros, subdividido de a 10, incluyendo los datos de kilometraje parcial y total.

Por su parte, el reloj de la derecha es un verdadero centro de información, con una pantalla color de alta resolución de 4,8”, donde se encuentra el indicador de nivel de combustible, la temperatura exterior, pero también grafica datos valiosos sobre los diferentes asistentes como el alerta de cambio de carril, el sistema de iluminación, la tracción y otras funciones importantes.

Medimos el error de velocímetro arrojando los siguientes resultados: cuando circulábamos a 80 km/h el valor verdadero era de 76, cuando lo hacíamos a 100 km/h el real era de 95, cuando marcaba 120 km/h nuestro instrumento indicaba 116 y finalmente a 130 arrojaba 125 km/h, obteniendo en promedio un error de 4,2%

Equipamiento:
El listado de elementos y sistemas de confort que presenta el Porsche Macan S reúne todos los méritos para hacer una nota aparte sobre ello, por eso, en este apartado, vamos a detallar los más importantes, aquellos que tienen que ver con un desarrollo tecnológico o representan un diferencial frentes a sus competidores.

El climatizador automático de tres zonas permite contar con una climatización independiente en el sector trasero, donde las necesidades de temperatura suelen ser diferentes a las de adelante. Atrás puede ajustarse de forma progresiva. Además, también es posible refrigerar la guantera.

El Park Assistent le advierte al conductor sobre la existencia de obstáculos detectados delante y detrás del vehículo. Esto lo puede lograr gracias a los sensores ubicados en los carenados delantero y trasero del vehículo. Esa advertencia llega en forma acústica y visual, a través de la representación esquemática del vehículo desde una perspectiva cenital en la pantalla central. Así es posible determinar la cercanía de un objeto, una persona u otro vehículo.

La cámara de marcha atrás complementa a los sensores y facilita las maniobras de estacionamiento en retroceso, así como también el enganche de un remolque. A las imágenes que se proyectan en la pantalla central, la ayudan las líneas de guía dinámicas.

La música también tiene un lugar privilegiado en el Macan S porque escucharla es un placer dentro de su habitáculo mediante un equipo de alto desempeño BOSE con 11 altavoces y 235 vatios de salida que reproducen el sonido con una fidelidad espectacular.

Un destacado en términos de conectividad e información es su exclusivo Porsche Communication Managment (PCM) que concentra en un mando central todas las aplicaciones de Infotainment. Dispone de una pantalla táctil de alta resolución con sensor de aproximación integrado para favorecer a un manejo cómodo y sencillo. Allí se observan los mapas y la información del navegador satelital, y se puede conectar su iPhone o cualquier otra fuente de audio a través de la entrada USB o auxiliar. Dispone de reproductor de CD/DVD, un disco rígido interno y dos lectores de tarjetas SD.

Otro detalle interesante que tiene que ver con la estética pero incide directamente en el confort a bordo es su techo panorámico de más de un metro cuadrado, integrado por dos grandes secciones de vidrio. Cuando permanece cerrado, los pasajeros pueden disfrutar de una magnífica vista panorámica. La parte delantera puede abrirse por completo o ubicarlo en una posición elevada. Además, un cobertor adicional protege de la acción intensa del sol

Seguridad:
El modelo marca referencia también en términos de seguridad, con un equipamiento completo en todos los rubros de la protección. Por eso nos centraremos en los sistemas y elementos de consideración respecto a sus competidores. Para la configuración de su estructura se utilizaron aceros de alta y máxima resistencia. Asimismo, la conformación de sus largueros y travesaños delanteros distribuyen de manera inteligente la energía de impacto. Por otra parte, cuenta con una jaula de protección con aceros de alta tecnología para preservar el habitáculo.

Macan fue el primer Porsche que se sometió a las pruebas de impacto del EuroNCAP. Y lo hizo por decisión propia de la marca, quien patrocinó los ensayos. Antes de eso, por razones económicas, nunca se había ensayado por este organismo un vehículo de la prestigiosa casa alemana. No solo consiguió la máxima calificación de cinco estrellas, sino también obtuvo resultados destacados en protección de adultos (88%) y de niños (87%). Sin embargo, mostró algunas deficiencias en protección de peatones (60 %), por su formato SUV.

El Macan S está realmente preparado en caso de que se produzca un impacto, con dos airbags frontales de gran tamaño. Además, incorpora un sistema de protección lateral, el Porsche Side Impact Protection System (POSIP). Este incluye airbags laterales en los asientos delanteros y de cortina para ambas plazas.

Cuando se produce una colisión frontal, un conjunto de sensores de aceleración y de índice de giro actúan al detectar la posibilidad de un vuelo inminente. De esta manera, activan los airbags de cortina y los pretensores de cinturones.
En seguridad activa también presenta dispositivos innovadores como el Porsche Stability Management (PSM), que gestiona electrónicamente la estabilidad en situaciones límite del comportamiento dinámico. A través de una serie de sensores que van revisando la velocidad de circulación, la dirección de marcha, la aceleración transversal, si la situación lo requiere, el PSM puede estabilizar el vehículo con frenadas controladas.

El Macan S reúne una serie de asistencias a la conducción que bien pueden ser considerados dentro del equipamiento de confort pero también inciden directamente en la seguridad, como el Asistente de Cambio de Carril que controla la zona posterior del vehículo y el ángulo muerto. Entre los 30 y 250 km/h, el sistema comunica mediante una señal óptica en los retrovisores si hay vehículos que se aproximan rápidamente por detrás o en una zona ciega para el conductor.

Con el asistente de mantenimiento de carril, su cámara frontal reconoce las líneas que delimitan los carriles. Si el Macan se perfila para sobrepasar alguna de esas líneas, el sistema vuelva a dirigir al vehículo al centro del carril a través de un suave giro.

El sistema de frenos está preparado para contrarrestar semejante potencia. Por ello disponen de pinzas de aluminio con seis émbolos en arquitectura monobloque por delante. Los discos están autoventilados para obtener prestaciones altas y el eje delantero presenta discos de frenos con un diámetro de hasta 350 mm.

Motor, transmisión y comportamiento:
Debajo del capot del Macan S está sin dudas una de las fortalezas principales del modelo, su motor biturbo V6 de 3 litros, con inyección directa, que eroga una potencia de 340 CV entre 5500-6500 rpm y un torque máximo de 460 Nm entre 1450-5000 rpm. Viene provisto del sistema VarioCam Plus que ajusta los árboles de levas de admisión y de escape sin escalonamientos. También modifica la carrera de las válvulas de admisión. Así obtiene una elevada potencia y par motor, como también bajos consumos y emisiones reducidas.

El propulsor está asociado a una caja automática de siete velocidades, con doble embrague, que exhibe gran suavidad y rapidez en los pasajes de marcha, que se puede operar en forma secuencial directamente desde la palanca o a través de las levas ubicadas detrás del volante. Las sensaciones que produce el conjunto motor y transmisión son impresionantes. Nunca deja de ser un placer manejarlo aunque hay que tener la capacidad de autolimitarse ya que el auto no tiene límites. Desde Porsche sostienen que alcanza una velocidad máxima de 254 km/h (claramente puede ir mucho más lejos en el velocímetro) y acelera de 0 a 100 km/h en 5,4 segundos.

El Porsche Communication Managment (PCM) incluye un indicador de rendimiento que le permite al conductor recibir diferentes datos de conducción representando los tiempos por vuelta alcanzados. Además, incorpora un sistema de arranque y parada del motor.

Antes de subirnos al Macan podríamos haber firmado en un papel que es un auto áspero, más bien duro, por esa cuestión de privilegiar la deportividad. Sin embargo, una vez más nuestros prejuicios se quedaron en la banquina, porque una de sus virtudes es la suavidad de rodamiento. Eso se percibe en la marcha en ciudad, donde no hay obstáculo que lo complique.

Vale la pena destacar que es uno de los pocos SUV´s que traen suspensión neumática. Eso le proporciona un confort de marcha superior. Trabaja con amortiguadores variables y con la tecla Sport que modifica dirección, cambio y acelerador, e incluso varía la dureza de los amortiguadores. Ofrece múltiples combinaciones, con tres niveles de amortiguación, la posibilidad de reducir 10 milímetros la altura de la carrocería y elevar 40 milímetros en el modo off-road.

Probamos su aceleración en el modeo Sport Plus donde el motor reacciona de manera más rabiosa con un comportamiento dinámico más deportivo, además, los tiempos de pasajes de marcha de la caja de doble embrague se acortan. Este seteo es acompañado por el descenso de la suspensión neumática hast el nivel inferior. En esas condiciones aceleramos al Macan S utilizando la función Launch Control que proporciona una aceleración óptima. Para ello colocamos la palanca de cambios en la posición “D” y con el pie izquierdo en el freno aceleramos a fondo manteniéndose por si solo el cuentavuelats en las 3.500 rpm aproximadamente. Levantamos el pìe del freno y el Macan salió despedido hacia adelante: el resultado 0 a 100 km/h en 5,33 segundos y 200 km/h en 22,84 segundos. El poder de aceleración nos sorprende con su energía pero eso no le hace perder progresividad y suavidad, siendo un valor excelente si tenemos en cuenta que pesa 1.845 kg.

En términos de consumo debemos tener en cuenta que es un impulsor de 3 litros con 340 CV por lo que hay que alimentar a esta verdadera bestia. Circulando a 100 km/ la demanda de combustible fue de 8,7 l/100 km, cuando elevamos la velocidad a 130 km/h el consumo alcanzó los 11,5 l/100 km, mientras en el ámbito citadino se disparó a 12,8 l/100km.

Vale la pena destacar que el Macan es muy obediente a las órdenes que le imprimimos desde el volante. Hay una perfecta armonía entre suspensiones, dirección, cambios y motor. Utiliza la tracción integral clásica de Porsche, con embrague multidisco central que hace el reparto de par entre ejes según las necesidades de cada situación. Una serie de sensores controlan la rotación de las ruedas, la aceleración longitudinal y transversal del vehículo e incluso el ángulo de viraje.

Para tener noción de lo que hablamos, si las ruedas traseras derrapan cuando aceleramos, el embrague multidisco distribuye mayor fuerza motriz hacia la parte delantera. Por su parte, el Control de Estabilidad disminuye el derrape de las ruedas. Es un vehículo que muestra aplomo en todo momento, brindando confianza a quien lo conduce transmitiendo estabilidad y agarre.

La capacidad de frenado es de lo mejor teniendo en cuenta las caracterísiticas del modelo, sus cuatro frenos a disco, los delanteros ventilados de 350 mm, asistidos por el sistema ABS, el repartidor de frenado y sus cubiertas de 265 mm y 295 mm de ancho permiten detener al Macan S en 38,1 metros cuando circulábamos a 100 km/h.

Precio:
El valor del Porsche Macan “S” se ubica en los u$s 188.000

A continuación detallamos el cuadro con prestaciones y consumos.

Valores obtenidos con nuestro equipo de medición de performance
Aceleración
0 a 100 km/h 5,33 seg 84,20 m
0 a 100 m 5,61 seg 98,17 km/h
0 a 200 m 8,67 seg 127,63 km/h
0 a 300 m 11,21 seg 146,70 km/h
0 a 400 m 13,51 seg 162,15 km/h
0 a 1000 m 25,04 seg 207,02 km/h
Consumo
Velocidad Régimen motor Consumo Autonomía
a 100 km/h 1.750 RPM 8,7 l/100km 747 km
a 120 km/h 2.000 RPM 10,1 l/100km 650 km
a 130 km/h 2.200 RPM 11,5 l/100km 565 km
Urbano 12,8 l/100km 507 km
Recuperación de 80 km/h a 120 km/h
En Directa 4,71 seg
Diseño elegante y deportivo Consumo
Alta calidad de materiales y terminaciones Rueda de auxilio del tipo temporal
Conjunto motor-caja/prestaciones Precio
Confort de marcha
Equipamiento de confort y seguridad
Capacidad de frenado
Características Porsche Macan “S”
Motor Nafta 6 cilindros
Cilindrada en cm3 2.997
Potencia CV/rpm 340 entre 5.500 y 6.500
Par máximo Nm/rpm 460 entre 1.450 y 5.000
Velocidad máxima km/h 254 en Directa
Peso en kg 1.865
Capacidad tanque de combustible en litros 65
Capacidad de baúl dm3 500/1,5000
Neumáticos 265/45-20
Consumo a 100 km/h 8,7 l/100km
Consumo a 120 km/h 10,1 l/100km
Consumo urbano 12,8 l/100km
Precio en dólares 188.000
Garantía 3 años o 100.000 km
Seguinos en Facebook:
Daniel Panzera

Daniel Panzera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enterate Primero de los Ultimos Lanzamientos:

Suscribete a nuestro newsletter y siguenos en redes sociales