SKF y la industria automotriz

Ford innova con el reciclado de motores que reduce un 50% las emisiones de CO2

18 diciembre 2015
ford-carroceria
La marca del óvalo está desarrollando distintos procesos para reducir su huella medioambiental y prepara una variedad de medidas innovadoras.

Ford Motor Company anunció que está desarrollando un proceso por el cual, a través de una tecnología de recubrimiento de plasma especial patentada por la propia marca recicla motores viejos para que sean reutilizados y así utilizar menos material y consecuentemente emitir un 50 por ciento de dióxido de carbono (CO2) menos en relación a la fabricación de un impulsor nuevo.

El gerente de tecnología de vehículos y materiales de ingeniería avanzada e investigación de Ford, Juergen Wesemann, dijo al respecto: “Hemos tomado un proceso desarrollado originalmente para mejorar modelos de altas prestaciones como el nuevo Ford Mustang Shelby GT 350R y lo hemos utilizado para remanufacturar motores que de otra forma acabarían en el desguace”.

Este es sólo un ejemplo de cómo Ford quiere reducir su huella medioambiental a través de una variedad de medidas innovadoras”, agregó el ejecutivo, refiriéndose a otras innovaciones sustentables que están siendo actualmente investigadas y desarrolladas en el Centro de Investigación e Innovación de Ford en Aachen (Alemania).

Por ejemplo, la marca del óvalo está investigando un arbusto denominado guayule por su potencial para reducir la cantidad de goma que se importa para uso en la producción automotriz. El diente de león, los girasoles y la caña de azúcar son otras de las alternativas en fase de investigación, al igual que las fibras de tomate, los bioplásticos y los matorrales.

La fabricación a partir de la utilización de fibra de carbono es uno de los objetivos principales de Ford, que pretende reducir la energía necesaria para fabricar piezas, reducir el costo de materias primas y desarrollar procesos de reciclaje. La parrilla del Ford Focus, por ejemplo, es un híbrido de metal y plástico.

Dentro del Proyecto para la Sustentabilidad de Ford, se incluye la utilización de técnicas de fabricación a partir de aluminio de alta resistencia, que tiene el objetivo de reducir el peso sin sacrificar la solides del vehículo.

Además, a partir de botellas de plástico recicladas, la marca americana construye los asientos de la F-150. Con este material reciclado, Ford evita que más de 5 millones de botellas de plástico por año terminen en vertederos.

Seguinos en Facebook:
Daniel Panzera

Daniel Panzera

2 Respuestas

  • Comentarios2
  1. Avatar de Omiaur Omiaur dice:

    Excelente información y me alegra este cambio de actitudes. Es obvio también que lo hacen para reducir costos, pero la ayuda ecológica vale mucho. Saludos y gracias por compartir.

  2. Avatar de Luis B. Luis B. dice:

    Podría ser buen método para la reparación de motores, pero no para que salgan 0 Km de una terminal .. Me baso en que 3 ó mas años en motores siempre hay cambios tecnológicos para que consuman menos por lo que el ahorro ambiental es relativo .. Cordiales saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enterate Primero de los Ultimos Lanzamientos:

Suscribete a nuestro newsletter y siguenos en redes sociales