noticias camiones buses

Canapino se consagro Campeón en el Turismo Carretera

29 Noviembre 2010

Un domingo de gloria vivió Agustín Canapino en la definición de la Copa de Oro Río Uruguay Seguros en Buenos Aires. Ganó la carrera que necesitaba y con 20 años se convirtió en el campeón más joven de la historia del Turismo Carretera.

Terminó un año brillante para Agustín Canapino, el campeón más joven de la historia de la máxima con 20 años para el pibe nacido en Arrecifes el 19 de enero de 1990. Llegó a Buenos Aires con la cuenta pendiente de tener que ganar o ganar para levantar la Copa de Oro Río Uruguay Seguros y fue contundente.

En el último capítulo de la temporada, Agustín Canapino mostró el camino en los primeros metros de la final logrando doblegar a Fontana con el Torino, que desde la segunda posición en la grilla de partida se consolido en el inicio, detrás pegaditos Prospero Bonelli y Mariano Werner.

Nada que esperar, el paranaense con el mismo hambre de gloria que Canapino, se puso detrás y liquido a Prospero Bonelli. Sin piedad lo supero, sin darse cuenta que iba por afuera Werner se metio detrás de Fontana.

Sacó todas las garras, Mariano Werner fue en busca de Fontana, escondido detrás del Torino el Ford fue limando las diferencia. Poco le basto para dejarlo fuera del juego. En una excelente maniobra Werner, por afuera aposto y se le dio, se metió segundo, se hizo grande para Canapino, que entendió que se venía otra historia y en condiciones normales iba a definir con su rival directo en pista el torneo de la máxima.

Las cosas de las carreras, el aceite de Federico Alonso, salió mal pisado en la recta principal hace el primer intento franco el entrerriano sobre un Canapino que vio cruzado su auto en la horquilla y después en Saloto. Pero la pericia de controlar el Chevrolet mostraba un controlado Canapino, aguantando el apremio del entrerriano.

Detrás la lucha entre Rossi y Ugalde. El Ford en la clásica lucha de marcas el marplatense se defiende del Chevrolet que lo presiona en la lucha directa por los puntos de un torneo, tan solo cinco en la diferencia entre ellos. Detrás Martínez lo supero a Bonelli, quedando cuatro el piloto de Nogoya.

Matías Rossi gana posiciones y Lionel Ugalde poco a poco se retrasa y ve como se esfuma la chance de ser el campeón. En la punta por afuera en otro ensayo, presionando, intentando que Canapino cometa el error, para logar el zarpazo.

La carrera se fue aplacando en el promedio Canapino fue enfriando a costa de lograr record de vueltas y hacer una breve luz con Werner. Prácticamente en el mismo tiempo Martínez en una maniobra calcada a la de su pupilo lo supera a Fontana, y se pone tercero detrás de Werner.

Pocas vueltas de respiro, anímicamente para Canapino el liderazgo de la competencia le da la serenidad de manejar los tiempos, pero sin dejar de ver por los espejos dos compañeros de equipo que se hacen grandes.

Poco menos de una vuelta y el Gurí, con un auto más contundente va en busca de Canapino. Un cambio de estrategia, a poco mas de mitad de carrera, a todo o nada a la carga con la experiencia intentó enredarlo, pero se defendió bien el joven de Arrecifes que no se dio por vencido, sacaba chapa de campeón, se estaba ganando a fuerza de manejo ser el nuevo rey de la máxima.

Lo pone a prueba una vez más, salió mejor de Saloto, a tan solo cinco vueltas con una mínima diferencia para que ataque Martínez y soporte Canapino. Detrás Werner fue perdiendo contacto con los lideres. Los demas, los restantes de la Copa de Oro Rio Uruguay, se fueron desluciendo. Abandonado, Angelini, Altuna, Ponce de Leon, Castellano recargado por el toque a Diego Aventin, y retrasandose Ugalde. Tan solo Rossi y Ledesma con Chevrolet, junto al Ford de Juan Bautista De Benedistis lograron estar entre los diez.

A tan solo dos vueltas, ya sin chances el Gurí de pelear, en una acción de caballero Werner se queda con la segunda posición, en la maniobra se le escurrió Fontana, que en definitiva cerro un nuevo podio con el Torino. Canapino, soñó con ser el Campeón, desde muy chico, en el taller de su padre en el karting a pedales, paso rápido ese tiempo, llegó el campeonato de la Copa Megane, tan solo un año para lograr el del Turismo Carretera Pista, y espero menos que nadie, tan solo 32 carreras, dos años para ser lograr el más importante de todas el Turismo Carretera. Que se vengan los chicos.

Agustin Canapino: Un gran momento, el más feliz de mi vida, no puedo explicarlo. Hemos logrado en los últimos años todos mis sueños. Agradecido a mi viejo, papi te quiero un montón, a mi vieja, que no quiere venir porque sufre mucho, a todos los de Arrecifes. La carrera fue la más larga de toda mi vida, el auto era un misil en la parte rápida, en lo lento penábamos un poco, pero en lo recto éramos muy rápidos. No lo puedo creer. Este es mi gran sueño, ahora solo quiero disfrutar.

Fuente: ACTC

Seguinos en Facebook:
Daniel Panzera

Daniel Panzera

1 Respuesta

  • Comentarios1
  1. Avatar de Gonzalo Gonzalo dice:

    Excelente relato de la carrera. Vamos El Chivo caraj…!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enterate Primero de los Ultimos Lanzamientos:

Suscribete a nuestro newsletter y siguenos en redes sociales