noticias camiones buses

La tecnología en la carroceria del Audi A6

4 diciembre 2011

Dentro del Centro de Diseño y Construcción Ligera de Audi, en Neckarsulm (Alemania), se desarrolló un nuevo concepto de tecnología de diseño y producción de carrocería liviana de vehículos con el que Audi busca reducir al menos 10 por ciento el peso de su próxima generación de modelos.

Para diseñar la última generación del Audi A6, diseñadores e ingenieros han reevaluado cada uno de sus componentes livianos y mejoraron la sinergia entre toda la variedad de partes.

Esto también significó inventar una nueva manera de combinar el acero con el aluminio para crear una carrocería más liviana y fuerte que hace al nuevo Audi A6 más dinámico, potente y eficiente que su predecesor. Cada 100 kilos de peso que se reduzcan a un auto significan un ahorro de combustible de 0,3 litros cada 100 kilómetros.

Además de materiales exclusivos y rigurosos controles de calidad, la precisión también juega un papel fundamental en la construcción de la carrocería del Audi A6. La tolerancia máxima en las piezas de la carrocería es 0,04 milímetros. Para realizar mediciones tan precisas son utilizados 95 sensores que revisan 220 puntos diferentes en tan solo cinco segundos.

La carrocería del nuevo Audi A6 ocupa la posición más destacada entre los competidores del segmento. Fabricada en construcción híbrida de aluminio y acero, pesa alrededor de un 15 por ciento menos que una carrocería comparable fabricada completamente en acero.

Más del 20 por ciento de la carrocería se fabrica en aluminio, un material con el que la casa de los cuatro anillos ha acumulado más experiencia que ningún otro fabricante de automóviles desde que el Audi A8 saliera al mercado en 1994. Gracias al elevado porcentaje de este ligero material, la reducción de peso respecto al modelo anterior equivale a unos 30 kilogramos.

El concepto de construcción híbrida con un gran número de piezas de aluminio en el frontal del vehículo mejora el reparto de las cargas entre los ejes, a lo que también contribuye el montaje de la batería en la parte trasera. Pero lo más importante es que sientan las bases para la consecuente construcción ligera en todo el vehículo que Audi persigue en el nuevo A6.

En función de la versión, este sedán de gama alta puede llegar a pesar hasta 80 kilogramos menos que el modelo anterior.

Las piezas compuestas por perfiles de aluminio en el nuevo Audi A6 son el travesaño del motor y los largueros transversales detrás de los paragolpes delantero y trasero. Los soportes de la suspensión en la parte delantera son piezas de fundición de aluminio.

El soporte integral detrás del tablero de instrumentos, la bandeja del baúl, la pared divisoria entre el habitáculo y el baúl, el larguero transversal del baúl, las puertas y el portón del baúl se fabrican en chapa de aluminio, al igual que el capot del motor. Este último integra un sistema de dos cerraduras que garantiza un bloqueo más seguro.

Las puertas de aluminio se fabrican conforme al método de doble pared. En ellas y en el portón del baúl Audi emplea láseres de diodos novedosos en la construcción de carrocerías. Su funcionamiento es extremadamente rápido y su consumo de energía es mucho menor que el de los láseres de cuerpo sólido empleados anteriormente.

La junta invisible de gran precisión (la unión entre el bastidor de la pared lateral y el techo) se realiza mediante soldadura láser con aportación de material; también aquí se emplean láseres de diodos. Audi ha invertido casi 1.000 millones de dólares en la planta de producción de Neckarsulm, donde se fabrica el nuevo Audi A6.

En la carrocería del Audi A6 se utilizan también en una gran proporción aceros de alta tecnología con diferentes clases de resistencia. Los de mayor resistencia son los aceros forjados en caliente, que se calientan en un horno continuo a temperaturas de casi 1.000 grados Celsius e inmediatamente después se les da forma con una herramienta de compresión enfriada por agua a unos 200 grados.

La carrocería del nuevo Audi A6 no sólo es liviana, sino también muy rígida y resistente. Constituye así la base para conseguir la precisa y deportiva maniobrabilidad, la excelente seguridad ante impactos y la precisión en el ensamblaje.

El Audi A6 obtiene excelentes valores en materia de rigidez torsional tanto estática como dinámica.

El elevado confort en materia de vibraciones es otro de los puntos fuertes de la carrocería. Los ingenieros han minimizado el nivel de vibraciones en los puntos de contacto existentes entre los pasajeros y la carrocería: en el piso, los asientos y el volante. Todas aquellas zonas que durante la marcha absorben fuerzas se han visto sometidas a rigurosos procesos.

El habitáculo de este nuevo sedán está en gran medida aislado de los ruidos de rodadura y del motor. Para el ajuste específico de las dimensiones los ingenieros utilizan los más modernos métodos de simulación y el banco de pruebas de confort de Audi, una ultramoderna herramienta de desarrollo.

Un factor decisivo para el confort del nuevo A6 es la compleja amortiguación hidráulica en el conjunto soporte de los ejes y del motor. Además, los dos soportes del motor, y en los vehículos con tracción quattro también el soporte del cambio en el túnel central, fabricado en fundición de aluminio a presión, incorporan una amortiguación hidráulica.

Seguinos en Facebook:
Daniel Panzera

publicado por Daniel Panzera Audi el 4 de diciembre de 2011

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enterate Primero de los Ultimos Lanzamientos:

Suscribete a nuestro newsletter y siguenos en redes sociales