noticias camiones buses

El pegado del parabrisas, una clave para la seguridad estructural de los vehículos

9 Junio 2014

henkel1Gracias al desarrollo de adhesivos poliuretanos de última generación que aplican las terminales automotrices, el parabrisas se ha convertido en un componente vital para la seguridad activa y pasiva del vehículo. Hoy Henkel pone a disposición estas mismas tecnologías para el momento de reemplazar el cristal.

El parabrisas evolucionó con el paso del tiempo, mejorando su diseño y prestaciones. Los parabrisas planos y sujetos a la carrocería mediante un perfil de caucho, fueron reemplazados por cristales cada vez más curvos (mejorando así la aerodinámica) y unidos al automóvil mediante una tecnología adhesiva.

Este sistema de adhesión, brinda al parabrisas la flexibilidad necesaria para absorber impactos externos y soportar la activación de los airbags frontales. Los cristales pegados reducen el peso del vehículo y sirven para contribuir a la resistencia del techo y pilares. Además, proveen refuerzo lateral y ayudan a reducir el hundimiento del techo en caso de vuelcos, minimizando así las consecuencias en la seguridad de los pasajeros ante una colisión.

henkel2

En los automóviles modernos, el parabrisas “pegado” aporta hasta un 30 por ciento de la resistencia estructural que ofrece la carrocería. A este porcentaje, hay que sumarle el valor que representa la luneta adherida, otro factor importante de seguridad pasiva.

“Los parabrisas, lunetas y ventanillas laterales fijas se pueden adherir o pegar tanto a las carrocerías de acero como de aluminio y también a las fabricadas con plástico reforzado o materiales compuestos a base de fibra de carbono”, manifiesta Eduardo Rugna, Gerente de Ventas de Adhesivos para el Transporte y Metal de Henkel Argentina.

Jose Cornejo, Responsable VRM de Henkel Argentina, nos comenta en los próximos 3 minutos la importancia del pegado de parabrisas en la seguridad de los vehículos.

Sustitución del parabrisas: La importancia de mantener los niveles iniciales de seguridad

Se debe tener en cuenta que la mayor parte de los accidentes viales que se producen son choques frontales, provocando la rotura del parabrisas en la mayoría de los casos. Debido a este índice, su sustitución es un trabajo que se realiza con frecuencia. Por ello, y al tratarse de un elemento más de seguridad activa y pasiva del vehículo, es primordial prestar suma atención a su proceso de instalación, utilizando los mismos insumos que aplican los fabricantes, para conseguir los niveles de seguridad iniciales del vehículo.

“Trabajamos fuertemente en la capacitación de los técnicos y parabriseros, con el fin de que puedan acceder y aplicar las tecnologías de adhesión que utilizan los fabricantes, garantizando así los mismos niveles de seguridad para el usuario”, sostiene José Luis Cornejo, Responsable de VRM (Mantenimiento y Reparación de Vehículos) de Loctite y Teroson en Henkel Argentina.

henkel4

Henkel ofrece diferentes tipos de adhesivos de poliuretano (PUR) que se destacan por su alta calidad y confiabilidad. En la actualidad, las terminales automotrices utilizan los productos Teroson 8590 y Teroson 8599 HMLC. Ambos se aplican a 60ºC -80ºC, la diferencia es que el Teroson 8599 hace disminuir el tiempo de aplicación y de fijación.

El Teroson 8590 es un adhesivo monocomponente a base de poliuretano que resiste grandes holguras y cura formando un compuesto suave y elástico. El tiempo de curado depende de la humedad, la temperatura y la profundidad. Presenta excelente adhesión en vidrio y en cristales revestidos con cerámica, aplicando previamente el Teroson 8517 (un activador que prepara superficies de materiales no convencionales para su posterior pegado o sellado) y en superficies pintadas o sin pintar, o incluso sin activador según el tipo de pintura. También se adhiere muy bien con adhesivos o selladores a base de PUR. A tan sólo 2 horas de haber colocado el parabrisas, ya se puede poner en movimiento el vehículo.

Por su parte, el Teroson 8599 HMLC (siglas que en inglés indican High Module Low Conductivity) es otro adhesivo monocomponente de poliuretano para el pegado de parabrisas en carrocerías de aluminio o acero que tiene la característica de ser quick fix (fijación rápida). Garantiza la seguridad pasiva para los ocupantes del vehículo después de transcurridos 15 minutos de su aplicación, soportando un choque frontal a 60km/h con apertura de airbags. Se distingue por su adhesión inmediata y resistencia al despegue en vidrios verticales utilizando el activador Teroson 8517. Este poliuretano posee un alto módulo de elasticidad. Tiene un nivel muy bajo de conducción de electricidad y está formulado especialmente para vidrios con antenas integradas y lunetas térmicas.

Más información en www.Henkel.com.ar

Seguinos en Facebook:
Daniel Panzera

Daniel Panzera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enterate Primero de los Ultimos Lanzamientos:

Suscribete a nuestro newsletter y siguenos en redes sociales