Triple alianza nipona: Toyota, Mazda y Subaru desarrollarán motores de combustión en conjunto

2 junio 2024
Las tres marcas japonesas formaron una alianza en la que cada una desarrollará los motores por su cuenta y manteniendo sus tradiciones –como la configuración bóxer o Wankel-, pero podrán compartirlos entre sí, al igual que su tecnología y conocimientos. Serán utilizados en los futuros vehículos híbridos de cada compañía.
Toyota Mazda y Subaru motores

Dicen que la unión hace la fuerza y es precisamente a lo que apuntan tres de las automotrices japonesas más importantes: Toyota, Mazda y Subaru formaron una alianza para desarrollar y compartir motores de combustión interna y su tecnología apostando a versiones híbridas e híbridas enchufables en lugar de jugarse por completo por la electrificación total, diferenciándose así de otras compañías como Nissan que sí van por ese camino.

Toyota Mazda y Subaru motoresComo ya se sabe, Toyota si bien está trabajando en vehículos 100% eléctricos, siempre fue clara en su estrategia de diversificar las alternativas, proponiendo al hidrógeno y, sobre todo, dándole un rol más importante a la tecnología híbrida, mucho más fácil de adoptar en mercados donde los EV resultan muy costosos o no existe una red de infraestructura muy desarrollada. Es por eso que junto con sus pares asiáticas firmaron este acuerdo que tiene características muy interesantes y que afortunadamente respeta las tradiciones o señas de identidad de cada compañía.

Cada empresa tendrá la libertad de desarrollar sus propios motores. En ese sentido, Toyota se encargará de dos propulsores de cuatro cilindros en línea, un 1.5 –con versión aspirada y otra turbo- y un 2.0 turbo. Ambos se destacarán por su reducido tamaño, que permitirá bajar el coeficiente aerodinámico y a la vez, al contar con un capot más bajo, mejorará la seguridad de los peatones en caso de un accidente.

Toyota Mazda y Subaru motoresMazda por su parte, fiel a su tradición, seguirá apostando por los propulsores rotativos Wankel, de uno y dos rotores, que serán utilizados como generadores y extensores de autonomía para los híbridos enchufables. Asimismo, Subaru mantendrá sus impulsores boxer de cuatro cilindros, en este caso asociados a un motor eléctrico para los nuevos Crosstrek (ex XV) y Forester.

Donde más se notará el acuerdo es que, aunque cada una desarrollará los motores por su cuenta, serán compartidos entre sí y compartirán también tecnología y conocimientos, con la consecuente reducción de costos.

Toyota Mazda y Subaru motoresEl debut de esta nueva familia de propulsores está previsto hacia 2027, aunque posiblemente antes podremos conocer varias de sus características. Al respecto, Hiroki Nakajima, director de tecnología de Toyota, afirmó: “Los motores también representan una tecnología necesaria de múltiples vías, pueden quemar combustibles neutros en carbono y combinarse con configuraciones híbridas electrificadas –híbridos e híbridos enchufables- ampliando las combinaciones de batería y motor. Antes, el motor siempre era la estrella del espectáculo. Ahora puede ser un actor secundario de la batería”.

Seguinos en Facebook:

publicado por Jonathan Romero Mazda, Subaru, Toyota el 2 de junio de 2024

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *