noticias camiones buses

Recomendaciones para ocupantes de un colectivo en caso de incendio

16 febrero 2012

Esta mañana, un colectivo se incendió en la colectora de la Panamericana, ramal Pilar en el kilómetro 42,5, sentido Ciudad de Buenos Aires. A propósito de este hecho, CESVI Argentina analiza qué se debe hacer si se incendia el colectivo en el que se encuentra viajando.

Los ensayos de incendio realizados sobre vehículos en CESVI Argentina nos han dado una valiosa información sobre los tiempos que demora un vehículo en incendiarse totalmente; en términos generales en 1 minuto arde totalmente el vano motor y en sólo 60 segundos más se prende íntegramente todo el habitáculo. De esto se desprende la importancia de saber cómo tomar decisiones claves en pocos segundos.

En primer lugar, y lo más importante es que el chofer detenga el vehículo en un lugar seguro, alejándose lo más posible de la vía por la que está circulando y lo más próximo a la vereda. Es necesario que el conductor de la unidad esté previamente capacitado por la empresa para saber cómo resolver estas situaciones. Conocer cómo ejecutar un plan de evacuación y cómo manejar el extintor es fundamental. Dependiendo de la magnitud del incendio, el chofer debe determinar si se puede descender por las puertas o se deben utilizar las salidas de emergencias, y debe hacerse por la vereda.

El chofer debe ser siempre el líder de la situación, ya que es el único que puede habilitar las puertas para poder abandonar la unidad y manipular el matafuego. En caso de que no pueda hacerlo, él debe dar las directivas y designar quién lo haga. Es importante aclarar que una vez que se haya evacuado por completo la unidad, recién ahí se puede emplear el extintor. Asimismo, para accionar las puertas manualmente, se debe presionar o tirar de la válvula de seguridad que está ubicada cercana a ellas para liberar la presión de aire.

Los pasajeros ante estas situaciones es importante que mantengan la calma y escuchen con atención las indicaciones del conductor de la unidad. Si bien la primera reacción que deben tener es abandonar el colectivo, antes de descender es necesario que verifiquen en dónde se está produciendo el incendio. Si es en la parte delantera deben bajar por las puertas de atrás, o viceversa.

Para estar preparados ante una eventual emergencia, cuando se ingresa al colectivo se debe prestar atención y buscar dónde se encuentran las válvulas de seguridad que permiten accionar las puertas manualmente y leer cómo utilizarlas.

Una vez evacuados, los pasajeros deben situarse lo más lejos posible del vehículo incendiado. En muchos casos analizados donde se generan focos ígneos, rara vez se limitan a la zona de inicio de los mismos, con facilidad y velocidad alcanzan toda la estructura del ómnibus. Además, los gases tóxicos de muchos plásticos y acrílicos terminan siendo más mortíferos que la propia llama. En este sentido, es importante resaltar que existen normas que regulan la utilización de plásticos y acrílicos para el uso en vehículos donde se especifica la velocidad con que debe propagarse la llama y qué toxicidad es la mínima admisible en los humos, producto del incendio.

Para reforzar las medidas de seguridad, CESVI Argentina recomienda incorporar en el colectivo el plan de evacuación que esté en un lugar accesible y bien visible para que todos los pasajeros lo puedan leer y seguir las instrucciones que allí se indiquen. Además, tal como establece la Resolución 100/2008 de la Secretaría de Transporte para unidades de larga distancia, es conveniente la inclusión de una alarma de incendios y un sistema automático de extinción que estén instalados en el vano motor y un indicador sonoro para alertar al conductor de forma que pueda actuar rápidamente.

Seguinos en Facebook:
Daniel Panzera

publicado por Daniel Panzera General el 16 de febrero de 2012

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enterate Primero de los Ultimos Lanzamientos:

Suscribete a nuestro newsletter y siguenos en redes sociales