noticias camiones buses

Prueba Kia Sportage EX 2.0 AT 4×2

26 Diciembre 2016
La gama Kia esta compuesta por una motorización naftera con 153 CV en tracción 4x2 y 4x4. En los últimos meses se incorporó un impulsor diesel de 185 CV y tracción 4x4, todos asociados a una caja automática de 6 marchas.

En el mes de febrero KIA relanzó su marca en el país luego de varios años de trabas impositivas y limitaciones de importaciones con el lanzamiento de la nueva Carnival. Luego en Mayo en un doble lanzamiento presentó las nuevas Sorento y Sportage bajo el lema #FamilyIsBack, en el marco del Campo Argentino de Polo, en Palermo.

En esta oportunidad analizaremos a la cuarta generación de Sportage, un SUV compacto que llegó desde Corea del Sur para reemplazar al Sportage III, que se había actualizado en Argentina por última vez en 2015.

Es un modelo que siempre se caracterizó por la armonía de sus dimensiones, un diseño atractivo y moderno, y gran versatilidad.  La nueva generación conserva esas virtudes pero es mucho más bella estéticamente, pues adquirió mayor elegancia y distinción.

La nueva Sportage antes de pisar suelo argentino ya conquistó otros mercados y cosechó importantes premios como el IF Design Award y el Red Dot Award, en diseño; las cinco estrellas en los crash test del EuroNCAP y el Top Safety Pick del IIHS.

Se había presentado con una sola motorización naftera de 2 litros, 16 válvulas y 154 CV, la que equipa a la versión que probamos en esta nota y una con tracción 4×4. Pero hace unos meses incorporó un propulsor diésel 2.0 de 185 CV. En esa oportunidad, también se anunciaron nuevos equipamientos vinculados al confort y a la conectividad ante el requerimiento de los exigentes clientes y la reñida competencia de un segmento superpoblado.

Kia conformó una amplia familia de SUV´s, pero Sportage sin dudas es la de mayor venta en todos los mercados por sus características que se adaptan a las necesidades de los diferentes clientes. Nos subimos a la versión con tracción simple, motor naftero y caja automática de seis velocidades. A continuación, repasamos sus características, prestaciones y equipamiento y la evaluamos con nuestro propio instrumental.

Diseño Exterior:
Para muchos Sportage siempre fue la más linda de las KIA, por su diseño compacto, sus líneas modernas y ese aire deportivo combinado con una sutil elegancia. Otra obra del alemán Peter Schreyer que le cambió la cara a la marca y pasó de diseñador a director general por lo que significó la revolución que llevó adelante.

Esta nueva generación es mucho más europea y representa la línea estética global de KIA que ya trascendió las fronteras de Asia para conquistar los mercados del mundo. Lo primero que se destaca es esa parrilla Tiger Nose (nariz de tigre) de gran personalidad, que aparece luego de un capot corto con dos nervaduras centrales. A su vez, los estilizados faros con proyectores se ubicaron en una posición más elevada y en su interior presentan luces diurnas led.

Brinda la sensación de un vehículo más largo y aerodinámico con la incorporación de un nuevo spoiler trasero. Por su parte, los pasarruedas tienen más presencia y la imagen lateral adquiere dinámica y musculatura, adquiriendo distinción con los bordes cromados de sus ventanillas. En este perfil se destacan sus llantas de 17 pulgadas con un formato deportivo que calzan neumáticos en medida 225/60-17.

En la zona trasera, tiene formas bien definidas sobre un portón limpio que lo hace parecer más ancho. La gran novedad en este sector son las nuevas ópticas separadas en dos partes. Por otra parte, las luces intermitentes y las de marcha atrás se encuentran separadas y ubicadas en la zona inferior. También resaltamos la muestra de carácter deportivo que representa su doble salida de escape.

La nueva Sportage comparte plataforma con la Hyundai Tucson, cambiando algunas medidas respecto a la generación anterior. Ahora es cuatro centímetros más larga (4,48 metros) y creció en tres centímetros su distancia entre ejes. Por su parte, el ancho (1,85 metros) y al alto (1,64 metros) siguen siendo igual.

Diseño Interior:
En el habitáculo de la Sportage nos encontramos con un interior sobrio, práctico y funcional. No hay detalles de jerarquía ni comandos por todos lados. Es un ambiente que le dio paso a la modernidad y a la tecnología.

Predomina el color negro, sólo aparecen algunas inserciones cromadas rodeando las salidas del climatizador y la base de la palanca de cambios. Si bien la plancha de tablero tiene de materiales plásticos duros no encontramos malas terminaciones ni  encastres defectusoso.

Cuando lo lanzaron en mayo último, traía un pequeño display en el centro de la plancha de a bordo. Meses más tarde las autoridades de KIA tomaron nota de las críticas y le pusieron una pantalla táctil de 7” con GPS, algo más cercano de lo que ofrecen sus competidores.

El que maneja goza de una correcta posición de manejo gracias a las regulaciones manuales de la butaca y al volante que se ajusta en altura. Allí encuentra los comandos del Control de Velocidad Crucero, el equipo de audio y la computadora de  abordo. El resto de los comandos se ubicaron de manera intuitiva. Por otro lado, la visibilidad trasera es reducida por contar con una luneta de escasa superficie vidriada. Sin embargo, los sensores de estacionamiento trasero y la cámara de retroceso compensan esa limitación.

No es fácil en estos tiempos encontrar un vehículo con capacidad real para cinco pasajeros. Sportage marca la excepción porque cuenta con espacios suficientes, tanto para las piernas como a los costados y en la distancia hacia el techo. A su vez, el baúl también se destaca, ya que ofrece una capacidad de 503 litros, que puede ampliarse hasta los 1.492 litros reclinando los respaldos traseros en proporciones 60/40. Debajo del piso del baúl se ubica una rueda de auxilio de idénticas características que las cuatro rodantes, incluso con llanta de aleación.

Si tenemos en cuenta que el vehículo está pensado para viajes largos en familia, hay que destacar los múltiples portaobjetos que presenta y el enchufe de 12 voltios en las plazas traseras. Quizá le vendrían bien unas mesitas tipo avión para los más chicos y ese espejo interior que permite ver con mayor precisión lo que los niños están haciendo atrás.

Instrumental
El tablero de instrumentos es sencillo ofreciéndo lo básico, pero tiene una lectura clara. Dos grandes cuadrantes circulares, con números blancos y agujas naranja, se utilizan para el cuentarrevoluciones y el velocímetro. Dentro de ellos se alojan, respectivamente, el indicador de temperatura del motor y el indicador del nivel de combustible existente.

En el centro se ubica un pequeño display que podría ser más grande ya que la superficie se lo permite. Allí se brinda info sobre temperatura exterior, autonomía, kilometraje, consumos. Además, muestra la marcha en la que se está circulando, diferentes funciones del auto y datos del equipo de audio.

Medimos el error del velocímetro con nuestro instrumental, detectando: cuando marcaba 80 km/h, la velocidad real era de 73 km/h; cuando marcaba 100 km/h, era de 96 km/h; y cuando marcaba 120 km/h, la real era de 114 km/h y a 130 la verdadera fue de 124 km/h siendo el error promedio de 5,2 por ciento.

Equipamiento:
El nivel de equipamiento está a la altura de su categoría y recientemente la marca japonesa anunció la incorporación de nuevos ítems que le proporcionan mayor jerarquía y ya se encuentran en la versión que analizamos. Estamos hablando fundamentalmente de una pantalla multimedia de 7” que dispone de un navegador satelital. Antes traía solo un pequeño display que proporciona algunos datos y pocas funciones.

De serie viene provista con un eficiente climatizador bizona con purificador de aire (Clain Air). Lo probamos con los primeros calores fuertes de diciembre y logró crear el clima ideal en todo el habitáculo.

Sportage posee importantes asistentes a la conducción como los sensores de estacionamiento delanteros y traseros que facilitan las maniobras en espacios reducidos, y el sensor de lluvia que activa automáticamente los limpiaparabrisas cuando detecta la presencia de esta condición climática al caer gotas sobre el vidrio.

Sobre el volante se puede operar el control de velocidad crucero y el equipo de audio JBL, de alta fidelidad, con la posibilidad de conectar dispositivos auxiliares y USB. También incluye el sistema Bluetooth.

No hay faltantes de consideración ni demasiado para reprocharle.  El que quiera cuero y ajustes eléctricos de la butaca del conductor tendrá que gastar unos pesos más y comprar la versión 4×4.

Equipamiento de Seguridad:
La protección sin dudas es una de las fortalezas de este modelo ya que su completo equipamiento es el mismo para las dos versiones que se comercializan en el país. Y lo primero que se destacan son sus seis airbags: frontales delanteros, laterales delanteros y de cortina para ambas plazas.

Más allá de este conjunto de bolsas que se inflan en cuestión de segundos cuando se produce un impacto frontal, la estructura de la Sportage fue configurada para disipar la energía y preservar lo más posible al habitáculo, pues  su chasis de acero de alta resistencia y las zonas de deformación programada delanteras y traseras lo hacen posible.

Su eficiente comportamiento estructural fue puesto a prueba por el EuroNCAP en diferentes crash test, donde obtuvo cinco estrellas de cinco posibles, ofreciendo una protección de 90% en adultos, 83% en niños y 66% a peatones.

Obtuvo también el Top Safety Pick Plus, un prestigio premio otorgado bajo los rigurosos requisitos del Insurance Institute for Highway Safety (IIHS) de Estados Unidos. Se destacó por su buen desempeño en cinco pruebas de resistencia: impactos de superposición corta, superposición moderada, impacto lateral, fuerza del techo y apoyacabezas.

La  Sportage está preparado para recibir una colisión, pero también para prevenirlo con un completo equipamiento de seguridad activa. Una serie de asistentes electrónicos actúan para sortear situaciones complejas sobre terrenos adversos, maniobras de emergencia y comprometidas o para corregir errores típicos de conducción como los Controles de Estabilidad y Tracción, el Asistente para Arranque en Pendiente y la Distribución Electrónica de Fuerzas de Frenado que funciona en sociedad con el sistema Antibloqueo de Frenos ABS.

¿Qué le podemos reprochar en términos de seguridad? El cinturón trasero central no es inercial de tres puntos como los otros cuatro. Por otra parte, ninguna de las dos versiones ofrece, aunque sea como opcional los faros de xenón. Además, no incluye un faro antiniebla trasero.

Motor, transmisión y comportamiento:
Debajo del capot no hay grandes novedades a lo que Kia venía ofreciendo en la generación anterior. Presenta un propulsor naftero de 2 litros de cilindrada, 4 cilindros en línea, 16 válvulas y distribución variable. Esto le permite entregar una potencia de 153 CV a 6.200 rpm y un torque máximo de 192 Nm a 4.000 rpm. En este apartado hace unos meses, Kia ofrece también para este modelo un motor diesel 2.0 que entrega 185 CV y un torque máximo de 41 kgm.

Se asocia a una caja automática de seis velocidades, con modo secuencial del tipo de convertidor de par que sin ser de doble embrague posee un pasaje de cambios muy suaves. A través del sistema Drive Mode se tiene la posibilidad de seleccionar entre tres modos de conducción: Confort, Normal y Sport. Estas opciones modifican la respuesta del acelerador, permiten un paso de cambios a mayor régimen y endurecen la dirección. En el modo de conducción ECO la aceleracion se ve levemente disminuida, el rendimiento del aire acondicionado se ve limitado y el patron de cambio de la transmision automatica puede modificar de modo de mejorar el consumo de combustible.

Las suspensiones, delantera independiente y trasera tipo Multilink, con amortiguadores de alto rendimiento, fueron configuradas para adaptarse a las imperfecciones de nuestras calles, sin volverse demasiado blandas, y son bastante equilibradas. Esto la hace sentir muy cómoda en ciudad. En curvas se siente un vehículo bien aplomado, con suspensiones firmes y sin rolidos excesivos.

Los ingenieros de la marca aseguran que la nueva Sportage aumento su rigidez en un 39% debido al mayor uso de aceros de alta resistencia. Esa robustez se percibe en un vehículo firme que circula bien parado por donde transita, transmitiendo solvencia y seguridad.

Este motor responde con agilidad en diferentes ámbitos y situaciones. Cuando es necesarios sobrepasos el Kia Sportage respondió con buena reacción, es así que para pasar de 80 km/h a 120 demandó algo más de 7 segundos.

En términos de aceleración el Kia Sportage necesitó 10,54 segundos para alcanzar los 100 kilómteros por hora partiendo de cero, mientras para el cuarto de milla requirió un poco más de 17 segundos, valores nada despreciables si tenemos en cuenta que pesa una tonelada y media y dispone de una caja automática convencional.

El Kia Sportage no fue desarrollado para ofrecer un comportamiento deportivo por peso y configuración, sino más bien es un vehículo racional, concebido para viajar confortablemente en familia.

Por su parte, su funcionamiento en ruta es impecable; circulando a una velocidad estable y conectando la sexta marcha, viaja relajado sin comprometer demasiado el consumo cuando circulamos a 100 km/h. En nuestras pruebas a 100 km/h demandando 6,5 l para recorrer 100 kilómetros permitiendo con su tanque de 62 litros una autonomía de 950 kilómetros. A 130 km/h ya se elevó a 9,8 litros, mientras en el ámbito urbano requirió 11,9 litros, en ambos casos para transitar el centenar de kilómetros.

Vale la pena destacar que el modelo mejoró la insonorización porque ahora dispone de un parabrisas más grueso y la incorporación de nuevos aislamientos acústicos en diferentes sectores del habitáculo.

Ante cualquier situación de pérdida de adherencia entra en acción el ESP de manera casi inmediata. Por otro lado, frente a la presencia de vientos laterales no se perturba. Además las mejoras aerodinámicas introducidas en el vehículo le permiten movilizarse con mayor soltura mejorando su desempeño.

Un punto destacado en las Kia siempre es su dirección hidráulica asistida eléctricamente. Permite realizar maniobras ágiles cuando nos encontramos en zonas muy transitadas y con espacios reducidos. Por su parte, a mayor velocidad, la asistencia sobre el volante se hace presente para mantener un control necesario.

Sportage es un vehículo de andar confortable que produce sensaciones agradables para manejar. Si bien probamos una versión con tracción simple, su alto despeje al suelo le posibilita salir del asfalto sin sufrir las consecuencias. La versión tope de gama viene provista de una tracción Dynamax AWD 4×4.

Sus frenos mostraron contundencia; para detener a la Kia Sportage cuando circulábamos a 100 km/h fueron necesarios 39,4 metros, merced a sus cuatro frenos a disco con sistema antibloqueo de frenos y la distribución electrónica de frenado.

Precios y Garantía:
Las dos versiones de Kia disponibles en el mercado tienen los siguientes precios: USD 45.990 (versión 4×2 nafta),  USD 53.990 (versión 4×4 nafta) y U$S 58.490 (versión diesel). La garantía de 5 años o 100.000 kilómetros para este producto es la de mayor plazo que se ofrece en nuestro mercado. Un diferencial frente a sus rivales en un segmento muy competitivo.

Los precios de los primeros seis services del modelo son los siguientes: 15.000 km ($5.790), 30.000 km ($6.540), 45.000 km ($6.900), 60.000 km ($6.850), 75.000 km ($5.790) y 90.000 km ($8.300). En la página oficial de KIA es posible cotizar el costo de los mantenimientos programados según modelo y motor.

A continuación detallamos el cuadro con prestaciones y consumos.

Valores obtenidos con nuestro equipo de medición de performance
Aceleración
0 a 100 km/h 10,54 seg 183,49 m
0 a 100 m 7,23 seg 81,03 km/h
0 a 200 m 11,13 seg 104,42 km/h
0 a 300 m 14,34 seg 120,16 km/h
0 a 400 m 17,24 seg 127,59 km/h
0 a 1000 m 32,01 seg 160,21 km/h
Consumo
Velocidad Régimen motor Consumo Autonomía
a 100 km/h 2.150 RPM 6,5 l/100km 953 km
a 120 km/h 2.600 RPM 8,2 l/100km 756 km
a 130 km/h 2.800 RPM 9,8 l/100km 632 km
Urbano 11,9 l/100km 521 km
Recuperación de 80 km/h a 120 km/h
En Directa 7,83 seg
Nuevo diseño global Falta de 5to cinturon inercial
Habitabilidad para 5 pasajeros Falta de luz antiniebla trasera
Conjunto motor/caja Consumo en ciudad
Garantía 5 años Precio
Desempeño dinámico en ruta
Consumo en ruta a 100 km/h
Características Kia Sportage EX 2.0 AT 4×2
Motor Nafta 4 cilindros
Cilindrada en cm3 1.999
Potencia CV/rpm 153 a 6.200
Par máximo kgm/rpm 19,6 a 4.000
Velocidad máxima km/h 183 en Directa
Peso en kg 1.550
Capacidad tanque de combustible en litros 62
Capacidad de baúl dm3 503
Neumáticos 225/60-R17
Consumo a 100 km/h 6,5 l/100km
Consumo a 120 km/h 8,2 l/100km
Consumo urbano 10,9 l/100km
Precio en dólares 45.900
Garantía 5 años o 100.000 km
Seguinos en Facebook:
Daniel Panzera

Daniel Panzera

1 Respuesta

  • Comentarios1
  1. Avatar de Juan Francisco Grettel Juan Francisco Grettel dice:

    Excelente nota, excelente vehiculo, me gusta mucho el instrumental. Las fotos de frente, se parece mas a un Kia Soul que a una Sportage

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enterate Primero de los Ultimos Lanzamientos:

Suscribete a nuestro newsletter y siguenos en redes sociales