Nuevo Land Rover Range Rover: refinamiento, exclusividad y sofisticación renovados

8 noviembre 2021
La firma británica presentó la quinta generación de su nave insignia, que se destaca por su moderno diseño y evolución tecnológica, manteniendo buenas aptitudes off road. Se ofrecerá con una amplia gama de motorizaciones nafteras y diésel –la mayoría de ellas electrificadas- a las que se sumarán variantes híbridas enchufables y una opción 100% eléctrica en 2024.
range rover

Hace algunos años atrás, al Range Rover se lo podía considerar como el Rolls-Royce de los todoterreno o SUV’s, pero ahora que la firma de la dama alada también cuenta con su propio SUV, el icónico producto de Land Rover tiene que competir con el. Y acaba de demostrar nuevamente que tiene con qué: la marca británica presentó la quinta generación de su nave insignia, completamente renovada y más lujosa que nunca, pero sin olvidar su tradición aventurera.

Estéticamente, su figura luce imponente y es que mide 5,05 metros de largo (en la versión convencional, 5,25 metros en la LWB) y 2,05 metros de alto, con una distancia entre ejes de 3,20 metros. Siguiendo una fórmula continuista –su apariencia se mantiene inconfundible con el correr de los años-, sí agrega detalles que le aportan modernidad: nada de líneas tensas o aristas como en muchos otros SUV’s, sí volúmenes bien marcados y superficies limpias, casi minimalistas, con una cuidada aerodinámica. El frente, con los faros de Led, la parrilla cromada y la toma de aire inferior, recuerdan al Velar. También el “truco” de ocultar los pilares con superficie vidriada hace parecer que las ventanillas laterales son de una sola pieza junto con las manijas embutidas. La vista más personal –y polémica- es el remate posterior, simplificado al extremo y que deja de lado los faros rectangulares por otros finos y de formato vertical que están ocultos bajo un aplique negro que continúa sobre el portón donde luce la inscripción Range Rover.

atras range rover

Puertas adentro se repite el mismo estilo que en el exterior, nada de detalles recargados, simpleza y refinamiento, con delicadas terminaciones y materiales. Al contrario de otros Land Rover anteriores, no sobresale por la cantidad de comandos y botones, la mayoría fueron simplificados o se accede a ellos a través de la enorme pantalla flotante montada sobre la plancha frontal. El interior puede configurarse para cuatro, cinco o siete pasajeros. El display del sistema de infoentretenimiento es de 13,4” y cuenta con un modo que permite acceder al 90% de las funciones con solo dos pulsaciones. Posee software Amazon Alexa y podrá ser actualizado de manera remota. Completa este despliegue digital la pantalla de 13,7” que reemplaza al instrumental analógico y que también puede ser configurada por el conductor. Como detalles de lujo podemos mencionar todo tipo de regulaciones eléctricas, iluminación ambiental personalizable, persianas laterales, abundantes apliques en madera y aluminio, purificador de aire, sistema de cancelación de ruido y un equipo de audio Meridian de 1.600 watts y 35 parlantes.

Desarrollado sobre la plataforma modular MLA, se destaca por el protagonismo de la electrificación: la mayoría de las versiones tendrán un sistema mild-hybrid, a las que más adelante se sumarán variantes híbridas enchufables y, en 2024, una versión 100% eléctrica. En una primera etapa, estará disponible con un V8 naftero de 4.4 litros, 530 CV y 750 Nm de par, de origen BMW junto con dos opciones diésel de 6 cilindros en línea y 3.0 litros, con 250 CV/600 Nm de torque o 350 CV/700 Nm de par, asociadas a un sistema mild-hybrid de 48V. Más adelante –en 2023- se sumarán dos opciones híbridas enchufables, con un motor naftero de 6 cilindros en línea, asociado a un motor eléctrico de 143 CV. Se ofrecerán dos niveles de potencia, 440 CV/620 Nm o 510 CV/700 Nm. El paquete de baterías será de 38,2 kWh y le permitirá recorrer entre 80 y 100 kilómetros. Siempre con caja automática y tracción integral con bloqueo de diferencial electrónico. También contará con un sistema de carga rápida y frenado regenerativo.

Por supuesto, el Range Rover no olvida sus aptitudes off road: cuenta con un ángulo de ataque de 29º y de salida de 34,7º, más un despeje estándar de 295 mm que puede elevarse 145 mm más. La suspensión es neumática y se regula automáticamente con un sistema premapeado de la ruta sobre la que circula. Además posee sistema de dirección en las cuatro ruedas, lo que reduce el radio de giro.

Ya disponible para reservas en Europa, se lanzará en cuatro versiones (SE, HSE, Autobiography y SV) más una First Edition, aunque la entrega de las primeras unidades recién se concretará en 2022. Al igual que su antecesor, cuenta con grandes chances de arribar a nuestro país.

Seguinos en Facebook:

publicado por Jonathan Romero Land Rover el 8 de noviembre de 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enterate Primero de los Ultimos Lanzamientos:

Suscribete a nuestro newsletter y siguenos en redes sociales