Advertisement Axion Promo Quantium

Malas noticias: el Ford Focus RS no tendrá reemplazante

22 abril 2020
Así lo anticipó un directivo de la marca del óvalo a la revista británica Autocar. Las exigentes normativas de emisiones y consumos que están entrando en vigencia en Europa junto con los altos costos que representaría adaptar su motorización o desarrollar un sistema híbrido llevaron a que la compañía tomara esta decisión.
focus rs

Fue –y sigue siendo- uno de los hot-hatch más deseados, con una imagen realmente radical, una performance y un tacto de conducción muy elogiada por pilotos y la prensa especializada, pero su aparición casi sobre el final del ciclo comercial de la tercera generación del hatchback limitó su ya de por sí acotada producción: el Ford Focus RS no tendrá sucesor en la cuarta generación y con él se despide el que quizás sea el último deportivo tradicional de la marca del óvalo –sin contar por supuesto al Mustang-.

Así lo aseguró un portavoz de la marca a la revista británica Autocar, aclarando que no hay intenciones de producir una versión más radical por encima del ST, echando así por tierra los rumores sobre el posible desarrollo de un nuevo RS, quizás híbrido. Inclusive, los más optimistas trataban de llevar tranquilidad a los fanáticos diciendo que el retraso de su desarrollo era algo “normal”, ya que sus antecesores también salieron a la luz tiempo antes del recambio generacional. Pero esta vez, lamentablemente no será así: el principal motivo, como era de esperarse, tiene que ver con las exigentes normativas de emisiones y consumos que rigen en Europa y el otro, también esperable, una cuestión de costos: según la fuente citada por Autocar, las nuevas normativas y el alto costo para desarrollar una motorización potente que esté a la altura de esta versión no se pudieron justificar, dado el bajo volumen de ventas esperable para esta variante. Así, la posibilidad de ver un Focus RS híbrido de 400 CV y con tracción integral está descartada, al menos a corto plazo.

rs focus

Así, la opción más deportiva de la gama del Focus IV quedará reducida a las versiones ST, con su nada despreciable motor naftero 2.3 Ecoboost de 280 CV pero que lejos está de los bestiales 350 CV del RS provenientes del mismo Ecoboost 2.3 pero con una mayor preparación y que a la vez también utiliza el Mustang para sus versiones más accesibles.

Con este casillero ausente, queda como única alternativa a los hot-hatch Premium el futuro Golf R, ya confirmado, con su motor naftero 2.0 TSI de 333 CV, caja automática DSG y tracción integral que ya está en su fase final de desarrollo y puesta a punto en el mítico trazado alemán de Nürburgring. Los demás, Honda Civic Type R, Renault Mégane R.S. o Hyundai i30 N cuentan con propulsores menos potentes y no ofrecen tracción integral.

Seguinos en Facebook:

publicado por Jonathan Romero Ford el 22 de abril de 2020

1 Respuesta

  • Comentarios1
  1. Luis B. dice:

    Lo seguirán vendiendo en otros mercados hasta que puedan amortizar al menos 100 veces sus costos … Posteriormente sacarán alguna versión hibrida que cumpla con las normas europeas … El tema se sintetiza ó reduce a U$.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enterate Primero de los Ultimos Lanzamientos:

Suscribete a nuestro newsletter y siguenos en redes sociales