Larga vida al Volkswagen T-Cross: el B-SUV seguirá comercializándose hasta 2030 en Europa

26 mayo 2024
Así lo anticipan medios de prensa del Viejo Continente que señalan que la marca alemana decidió cambiar su estrategia aprovechando la postergación de la normativa Euro VII, lo que le permitirá estirar el ciclo comercial de sus productos con motor de combustión interna hasta finales de la década, aunque con una nueva actualización que sería presentada en 2026.
Volkswagen T-Cross 2024 Europa

En los últimos meses, comenzó a observarse una nueva tendencia, distinta a la que venía dándose hasta ahora en cuanto al ciclo comercial de un vehículo en Europa: debido a la postergación en la implementación de las normativas Euro VI y a las grandes inversiones que requieren el desarrollo y producción de vehículos eléctricos, muchas automotrices empezaron a optar por alargar el ciclo de vida de sus productos. Es decir, modelos que normalmente serían reemplazados por una nueva generación a los cuatro o seis años, se mantendrán vigentes –con una o dos actualizaciones mediante- hasta 8 años.

Volkswagen T-Cross 2024 EuropaAunque en nuestra región es algo habitual y ejemplos sobran –como la Peugeot Partner, Chevrolet S-10, Volkswagen Amarok, etc.-, en el Viejo Continente, la renovación era mucho más rápida. Justamente, una de las que ahora apuesta por esta nueva estrategia es Volkswagen, que estirará la vida del Golf VII y Polo hasta 2030, modelos a los que ahora se sumará la T-Cross, también hasta finales de la década.

Así lo anticipan medios de prensa europeos, que señalan que esta estrategia les permitirá responder a la importante demanda que siguen teniendo los vehículos con motor de combustión, sin tener que destinar grandes recursos al desarrollo de una nueva generación, sino concentrarlos en la gama 100% eléctrica, que sí será el futuro de la compañía, aunque con una transición más lenta de la esperada.

Volkswagen T-Cross 2024 EuropaDe esta manera, el T-Cross cuya discontinuación estaba prevista inicialmente para 2026, recibirá ese año una nueva e importante actualización para poder llegar en buenas condiciones hasta el final de la década, lo que hará además, que conviva en simultáneo con su equivalente 100% eléctrico, el ID.2X, que debería llegar poco tiempo después del hatchback ID.2.

Cabe aclarar que esto será para el Viejo Continente. En nuestra región es muy probable que el B-SUV se mantenga casi tal como lo conocemos por mucho tiempo más ya que esta semana fue presentado en Brasil su facelift, con algunos retoques estéticos en su exterior y una nueva plancha frontal en el interior, manteniendo las conocidas motorizaciones 1.0 TSI de 95 y 115 CV, así como el 1.4 TSI de 150 CV que se comercializa en el país vecino, pero que no llega a Argentina. La actualización del T-Cross debería arribar a nuestro mercado en los próximos meses.

Seguinos en Facebook:

publicado por Jonathan Romero VolksWagen el 26 de mayo de 2024

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *