SKF y la industria automotriz

La única réplica mundial del Alfa Romeo P2 en Argentina

16 junio 2015
alfa p2
Construida por el diseñador argentino Diego de Luca, la fiel reproducción de este exitoso automóvil deportivo estará exhibida durante junio y julio de 2015 en la casa Matriz de la marca italiana en Argentina.

Alfa Romeo Argentina se dio el lujo de comunicar que, en su casa Matriz de Núñez, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, exhibirá la única réplica que existe en todo el planeta de su legendario modelo P2. El mismo permanecerá allí durante junio y julio de 2015, junto a los contemporáneos MiTo y Giulietta.

El detalle distintivo es que el Alfa Romeo P2 contó con una producción muy acotada, dado que se produjeron apenas seis unidades. Y de esas seis, sólo dos existen actualmente, pero el constructor argentino Diego de Luca, respetando por completo el diseño original, fabricó la única reproducción fiel que hay en el mundo. Ésa es, precisamente, la unidad que puede verse en Argentina.

alfa P2

La historia del Alfa Romeo P2 comenzó en 1923, cuando Enzo Ferrari contrató al joven diseñador Vittorio Jano para que se desarrolle profesionalmente en la marca del trébol. Por su gran potencial, Nicola Romeo le adjudicó el diseño de un nuevo automóvil de Gran Prix. Y luego de un trabajo que le llevó apenas cinco meses, Jano le dio vida al Alfa Romeo P2.

El Alfa Romeo P2 nació el 2 de junio de 1924 y ese mismo año tuvo un debut sorprendente en las 200 Miglia di alfa3Cremona: alcanzó una velocidad de 195 kilómetros por hora, inédita hasta ese entonces, y venció a todos sus rivales. En agosto de 1924, además, compitió por primera vez en una carrera internacional. Fue en el Gran Premio de Europa en Lione, con Campari como piloto ganador tras 420 minutos de conducción.

El primer motor Alfa Romeo de 8 cilindros con dos árboles de levas a la cabeza controlados por engranajes fue el P2. Dicho propulsor contaba con un compresor compacto que mejoraba el rendimiento y con un moderno colector que comprimía mayor cantidad de aire y enfriaba el combustible al mismo tiempo.

Otro importantísimo hito de este automóvil deportivo fue el Primer Campeonato Mundial de Automovilismo, conseguido en 1930 por los pilotos Brilli-Peri y Ascari. Además, ese mismo año Varzi fue vencedor de la prestigiosa carrera denominada Targa Florio, a bordo de una versión avanzada del P2. Todos estos logros ocasionaron que Alfa Romeo agregue la corona de laureles a su logo de marca.

Seguinos en Facebook:
Daniel Panzera

Daniel Panzera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enterate Primero de los Ultimos Lanzamientos:

Suscribete a nuestro newsletter y siguenos en redes sociales