Expansión oriental: Volkswagen planea exportar vehículos desde China a Europa

13 diciembre 2022
El Gigante Asiático suma presencia en Europa: además de BMW, DS, Volvo, Tesla o el Grupo Renault, ahora también el Grupo Volkswagen anunció que prevé producir vehículos eléctricos en China y exportarlos hacia el Viejo Continente. La primera experiencia será con el Cupra Tavascan, un SUV coupé desarrollado sobre la plataforma MEB cuyo lanzamiento está programado para 2024

Lentamente, lo que ya se preveía para un futuro no muy lejano está sucediendo y es que China ha empezado a ganar presencia en Europa, no sólo con vehículos de marcas locales, sino también con productos fabricados por las propias automotrices occidentales: ya sucedió con BMW, DS, Tesla y Volvo, entre otras que comercializan en Europa algunos modelos producidos en el Gigante Asiático, pronto ocurrirá lo mismo con Renault y su submarca Mobilize, pero ahora la que se sumará es nada más ni nada menos que el Grupo Volkswagen.

De acuerdo a medios de prensa europeos, en una primera etapa será Cupra la que marque el debut de este plan con el que será su SUV Coupé 100% eléctrico, el Tavascan. Vale recordar que la firma española se independizó de Seat y cuenta con un posicionamiento más deportivo y exclusivo, con un futuro en el que su gama será 100% eléctrica y que ya está definido gracias al buen nivel de ventas que viene logrando.

El Cupra Tavascan será fabricado en Hefei (provincia de Anhui) a través de una joint-venture que Volkswagen posee con JAC Motors y luego de un acuerdo en el que la firma de Wolfsburg adquirió el 75% de la compañía china. El SUV está desarrollado sobre la plataforma modular eléctrica MEB –la misma de toda la gama ID-, lo que deja abierta la posibilidad de que el complejo industrial pueda sumar otros productos que compartan dicha arquitectura: “La fábrica de Anhui era la planta con la mayor capacidad y tecnología disponible en el momento del planeamiento de la producción”, indicó VW mediante un comunicado. En el caso de este Sport Utility, si bien aún no fueron divulgadas todas sus características, deriva del Volkswagen ID.4, por lo que se espera que comparta también las diferentes opciones de potencia y capacidad de batería.

La decisión de fabricarlo en China responde sobre todo a una cuestión de costos, ya que en el Gigante Asiático el costo de la mano de obra es mucho más bajo lo que hace que la producción sea más rentable que en la factoría alemana de Zwickau –donde se fabrica el ID.4-, que además ya está cerca de alcanzar su máxima capacidad debido a la demanda de la gama ID.

Cuando se concrete su llegada a Europa, prevista para 2024, en el Viejo Continente habrá cada vez más presencia de vehículos chinos: se espera que para 2025 se alcance el millón de unidades exportadas, de hecho, actualmente uno de cada cinco autos eléctricos proviene del país asiático.

Seguinos en Facebook:

publicado por Jonathan Romero VolksWagen el 13 de diciembre de 2022

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *