Confirmado: la nueva generación del Toyota Yaris también será fabricada en Brasil

16 agosto 2022
Aunque en algún momento circularon rumores que ponían en duda su continuidad, desde la compañía aseguraron que el Yaris seguirá fabricándose en la región ya que se trata de un producto estratégico. La nueva generación –presentada la semana pasada en Tailandia- todavía no tiene definida una fecha de arribo, pero la marca ya está trabajando en este proyecto.

Hace unos días atrás fue presentada en Tailandia la nueva generación del Toyota Yaris para los denominados mercados emergentes, que se destaca por dar un notable salto respecto a su antecesor en todos los sentidos, desde su diseño –casi un mini Corolla- hasta en su tecnología y mecánica, permitiendo la llegada de la electrificación. En nuestra región, este modelo es un jugador muy importante para la marca: si bien no lidera los rankings, se mantiene entre los más vendidos y consolida la presencia de la compañía en el segmento B. Aún así, ante el avance de los SUV’s, su continuidad estaba en duda, ya que circularon rumores de que ante la llegada del también muy esperado B-SUV de la firma nipona, termine siendo reemplazado por completo.

Toyota YarisAfortunadamente, no será así: Toyota quiere seguir manteniendo su presencia en la categoría y prevé producir el nuevo Yaris en Brasil. Así lo aseguraron ejecutivos de la marca a nuestros colegas de Motor1 Brasil, destacando que justamente se trata de un producto estratégico para la compañía. Lo que aún no está definido es cuándo arribará. En ese sentido, los directivos sólo indicaron que están trabajando en ello.

La principal diferencia frente al modelo que se fabrica y comercializa en nuestra región es su plataforma: el nuevo Yaris dejó de lado la arquitectura basada en la del Etios por la nueva plataforma DNGA, que como hemos explicado en otras oportunidades, es utilizada por Daihatsu pero a la vez es una variante simplificada de la TNGA-B de Toyota. Además de las mejoras estructurales y tecnológicas, permitió un incremento en sus dimensiones, pasando a medir 4.425 mm de largo (+5 mm), 1.740 mm de ancho (+10 mm), 1.480 mm de alto (+5 mm) y una mayor distancia entre ejes de 2.620 mm (+70 mm), lo que se traduce en una mejor habitabilidad.

Estéticamente, lo primero que salta a la vista es su parecido con el Corolla, especialmente en el sector frontal: a diferencia de su par del Viejo Continente, la marca japonesa prefirió apostar por trazos bien rectos en lugar de más redondeados. El formato de los faros, la parrilla y la toma de aire central recuerdan a su hermano mayor, con un estilo más elegante respecto a su antecesor.

De perfil es también muy distinto al hatchback/sedán que conocemos, con el agregado de una tercera ventanilla de formato triangular sobre el pilar C y un remate posterior que se asemeja más al de un fastback, como para darle un aspecto más dinámico y deportivo. Por último, en el remate posterior se destacan los faros traseros, también de formato horizontal y que se extienden sobre la tapa del baúl y le otorgan un aspecto más agresivo.

El otro gran salto lo da en el interior, mucho más moderno y con cierto parecido al que podemos encontrar en un Corolla e incluso en el Mirai, especialmente por las salidas de aire y la pantalla táctil de 9” en la parte superior de la consola central. También se renovaron los comandos para la climatización y el volante. Por lo que se llega a percibir, se nota una mejora en la calidad de materiales y ambientación del habitáculo, en este caso realzada con revestimientos bitono. Mención aparte para el instrumental 100% digital a cargo de un display TFT de 7”. Por supuesto, incorpora asistencias a la conducción como frenado autónomo de emergencia, sistema de mantenimiento de carril y control de velocidad crucero adaptativo.

Mecánicamente, en Tailandia y otros países del sudeste asiático, por ahora estará disponible con un motor naftero 1.2 de 94 CV, asociado a una caja automática CVT con 7 marchas simuladas, aunque está previsto que el año que viene sume una variante híbrida basada en un motor 1.5 cuyos demás datos técnicos aún no fueron informados.

Tal como señalamos anteriormente, su fecha de arribo a la región todavía no está definida, pero podríamos estimarla hacia 2024, considerando que el modelo que conocemos recibió este año una actualización y que, para fabricar la nueva generación, la compañía tendrá que realizar una importante transformación en la planta para adaptar la nueva plataforma.

 

Seguinos en Facebook:

publicado por Jonathan Romero Toyota el 16 de agosto de 2022

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.